•  |
  •  |
  • END

Imaginen que el fin de semana se define la clasificación a la segunda vuelta del “Pomares”… A como está la tabla de posiciones, veríamos eliminados al Granada y León, las ciudades que protagonizaron la final del pasado campeonato Profesional… Tampoco estarían las Fieras del San Fernando y Matagalpa, mientras Chinandega y el Bóer estarían clasificando por la puerta del patio, como cuartos, y varios rascándoles la espalda.

Sorprende ver a Chontales, Jinotega y Carazo, fajados brazo a brazo con el Rivas, la Costa y Estelí, peleando los lugares cimeros, y sin los lamentos de los equipos de más prestigio en nuestra pelota.

Eso es lo emocionante de este “Pomares”. Equipos que no figuraban entre los favoritos están pasando encima de los cálculos, cuando se está llegando a la mitad de la primera vuelta.

Nadie imaginó que el León iba a estar en el fondo del grupo “A”, a 8 juegos del líder y a cuatro del cuarto lugar… Asustó verlo barrido en la primera serie, pero ha pasado el tiempo y sólo dividen honores. Hay anemia ofensiva, combinada con inesperadas deficiencias monticulares.

Granada, con un excelente cuerpo monticular, encabezado por Armando Hernández y Julio Raudez, está jugando para .500, pero no puede depender estrictamente del pitcheo. Deben batear, pero nadie saca la cabeza, ni el mismo Lenín Aragón, que arrancó fuerte, y después cayó en slump.

Matagalpa tiene una prestigiosa rotación, con Berman Espinoza, Wilder Rayo, Elvin Orozco, Wilfredo Amador, pero es el equipo de más derrotas, ya que su ofesnsiva está dormida, al punto de que no tienen un cuarto bate. ¿Cuándo pensaba Omar Herrera, que sólo empuja 6 carreras, estar en ese rol? Chico Rayo está volviendo al rol ofensivo y Sergio Mena es su figura de ataque.

Masaya es una franquicia con pies de barro. Cuenta con mucha experiencia ofensiva, con Abea, Hodgson, Renato, Macías, Cardoze, Soza, Chévez, que meten miedo, pero no tienen pitcheo. Después de Eddy Olivas, no hay brazos confiables, por lo que Omar debe barajar de tres a más pítcheres por partido. Y si los bateadores decrecen, a como les pasó ante Chontales, el derrumbe es inevitable.

El Bóer no escapa a la amenaza. Mario Peña ha fallado en las últimas salidas, todavía no vuelve Róger Marín, surgen algunas actuaciones destacadas como las de Eliécer Díaz, trabajos estimables como los de Fulvio Delgado, algunos “chispazos” de Juan Serrano y una moneda al aire con Ariel Saldaña.

Igualmente, la ofensiva no siempre carbura en conjunto y en ocasiones da la impresión de que ganan por “raptos de inspiración”, como el jonrón de Johnatan Loáisiga en el segundo partido del domingo, que dio el triunfo… Antes, se vio a Mario Holmann fallar doce veces seguidas y a Ofilio Castro, que ha levantado su ofensiva, sucumbir en la defensa, cometiendo cuatro errores en un juego. Mientras tanto, en cada juego de Chontales, la Costa, Jinotega, Estelí, incluso, Boaco y Las Segovias, el bateo es profuso, con muchos extrabases… El fin de semana, mientras el Bóer anotaba 16 carreras para dividir la serie, Chontales anotaba 22, la Costa 21, Jinotega 17 para ganar 3-1, Estelí marcó 13 y ganó su serie.

El buen trabajo de los entrenadores es visible en estos equipos, están dando resultado, por lo que todos los que están en la mitad de la tabla para abajo, deben poner su barba en remojo.

POSICIONES
GRUPO “A”

Equipos JG JP JD
Chontales 17 7 --
Rivas 14 10 3.0
Jinotega 14 10 3.0
Chinandega 13 11 4.0
Granada 12 12 5.0
Las Segovias 12 12 5.0
León 9 15 8.0
GRUPO “B”

Equipos JG JP JD
Costa Caribe 14 10 --
Estelí 13 11 1.0
Carazo 12 12 2.0
Bóer 11 13 3.0
Boaco 10 14 4.0
Masaya 9 15 5.0
Matagalpa 8 16 6.0