•  |
  •  |
  • END

eArañando lo bueno y lo malo, moviéndose entre lo ardiente y lo frío, pensando en lo próximo y lo remoto, un Chelsea con sed de vida, enfrenta hoy en casa al compacto Inter de Milán, único sobreviviente italiano en los octavos de esta Champions, con la obligación de voltear ese 2-1 adverso, conseguido por la tropa de José Mourinho, con el taponazo impresionante de Esteban Cambiasso en San Siro.

En otro duelo de la jornada, el Sevilla, con el agresivo brasileño Luis Fabiano de regreso en la línea de fuego, y la seguridad que garantiza Palop en la cabaña, recibe al equipo ruso CSKA, después del empate 1-1 registrado en Moscú, en tanto mañana, en el Nou Camp, el temible Barcelona enfrenta el atrevimiento del Stuttgart alemán, que le arrancó un punto, mientras el Burdeos francés, defiende esa ventaja por 1-0 obtenida en la primera batalla con el Olympiakos de Grecia.

A diferencia del Chelsea, que viene de imponerse contundentemente 4-1 al West Ham, manteniéndose junto al Arsenal a sólo dos puntos del líder Manchester United, el Inter fue vencido 3-1 por el Catania, y después de haber disfrutado de una ventaja de 10 puntos hace un buen tiempo, ahora apenas saca uno al envejecido Milán, drásticamente decapitado por el ímpetu de Wayne Rooney en los octavos, pero reciente vencedor del Chievo Verona 1-0 el domingo en el torneo casero.

¡Ah, si el árbitro no hubiera obviado el claro penal cometido al marfileño Salomón Kalou en la primera batalla, el Chelsea posiblemente estaría en ventaja! Sin embargo, pese a tener que remar contra la corriente, el equipo que cuenta con la furia de Didier Drogba, la versatilidad de Frank Lampard, la vitalidad y pegada de Michael Ballack, la firmeza de John Terry, y la presencia de Anelka y Malouda, sabe crecerse en Stanford Bridge y puede darle vuelta a la tortilla, algo que de ocurrir, lo convertiría en el tercer equipo inglés en cuartos.

El Inter sin poder tener lo mejor de Samuel Eto´o, y atravesando por un momento confuso, confía en la agresividad de Milito y Sneijder, la solidez defensiva que garantizan Samuel, Lucio y Zanetti, y por supuesto, la incidencia de Cambiasso y Maicon, para poder manejar la ventaja de un gol, ante este Chelsea que cuando se siente hambriento, atropella con su rapidez y flexibilidad.

El factor clave del Inter es Eto´o. El camerunés, involucrado en aquel ruidoso cambio por el sueco Ibrahimovic, no ha sido el que vimos por tanto tiempo hacer estragos con el Barcelona. Da la impresión de no haberse adaptado al estilo del equipo líder en el fútbol italiano, permaneciendo tan en deuda, como lo está Kaká con el Real Madrid. Si Eto´o funciona, como ha demostrado reiteradamente que puede hacerlo, el Inter conseguirá un mejor accionar ofensivo, sobre todo en la eficaz utilización del contra-ataque, habitualmente su arma mortífera.

Chelsea-Inter hoy, y Barcelona-Stuttgart mañana, en partidos para cruzar los dedos. Finalizan los octavos, con el despeje de las cuatro incógnitas pendientes en esta Champions.

dplay@ibw.com.ni