•  |
  •  |
  • END

Mientras la temporada se viene encima empujada por un oleaje de intrigas, Vicente Padilla, quien el lunes realizó 77 lanzamientos en un juego simulado, confirmando estar tan ansioso, como fuerte y evolucionado, rasca como un toro. Firmado a última hora por los Dodgers, casi a precio de ganga, pese a lo que demostró desde que llegó al equipo convirtiéndose en pieza fundamental del pitcheo, Vicente está metido en una fiera batalla con otros tres abridores, buscando cómo ser el brazo más confiable de Joe Torre.

Con Vicente trabajando a fondo mostrando su poder y control, en busca del afilamiento deseado para el inicio de temporada, fue sometido nuevamente a prueba el veterano de 37 años Ramón Ortiz, batallando por ser el quinto abridor, y respondió con cuatro ceros permitiendo sólo dos hits a los Angelinos. Ortiz fue ganador de 15 y 16 juegos en 2002 y 2003, antes de perderse las temporadas de 2008 y 2009, trasladándose un rato al beisbol japonés y moviéndose en las menores con los Gigantes.

Haber visto funcionar a Ortiz por nueve entradas en este spring, abre mayor espacio al ordenamiento que pueda tener la rotación de los Dodgers con Kershaw, Billingsley y Kuroda, en pie de lucha. Lo único seguro es que, pese a lo que se ha dicho, será necesario esperar por las próximas señales que envíen cada uno de ellos, para poder tener una idea más precisa del manejo que pueda hacer Joe Torre.

Evert Cabrera que no alineó ayer, mejoró a 222 puntos con los dos hits conectados el lunes. El infielder pinolero de los Padres, batea de 27-6 con un doble y tres anotadas, sin empujar carrera, alcanzando 7 bases, para 259 en slugging.