•   BARCELONA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El FC Barcelona, defensor del título de la Liga de Campeones de fútbol, se clasificó hoy para cuartos de final del torneo continental de clubes tras golear 4-0 al Stuttgart, con un doblete de 'Leo' Messi, en duelo de vuelta de octavos de final en el Camp Nou.

El Barcelona salió desde el principio dispuesto a hacerse con la eliminatoria y no especular con el empate 1-1 de la ida, que, en principio, ya le daba el pase a cuartos. "Estar en cuartos, es una muy buena noticia. Si en los últimos años, sólo el Manchester (en calidad de defensor del título) lo consiguió, es un síntoma", comentó Guardiola, que alabó el trabajo de Messi, al que volvió a calificar como "el mejor".

Los locales se hicieron pronto con el control del balón frente a un conjunto alemán que esperaba atrás a los azulgranas, buscando la salida al contraataque.

El joven delantero argentino Messi, auténtico héroe de su equipo, avisó pronto de sus intenciones en el minuto 8 con un tiro lejano que detuvo bien el veterano meta alemán Jens Lehmann, pero poco después la "pulga" no fallaría. El argentino recogió el balón sobre la derecha, yéndose hacia el centro del área para soltar un tiro que se coló por la escuadra derecha de Lehmann y poner el 1-0 en el marcador (13).

El gol no sirvió para modificar el esquema de juego del Stuttgart que siguió probando suerte con balones largos en busca de su delantero brasileño Cacau, y con algunas subidas por la banda izquierda bien llevadas por el italiano Cristian Molinaro y el bielorruso cedido por el Barça al equipo alemán, Alexander Hleb.

Barcelona jugó adelantado
El Barcelona, por su parte, siguió jugando muy adelantado, presionando a sus rivales prácticamente en el área alemana, hasta que llegó el segundo tanto 'blaugrana'. De nuevo Messi recogió el balón en la frontal del área para dejar una buena asistencia al marfileño Touré Yaya, en el ángulo del área pequeña alemana, desde donde sólo tuvo que empujar el balón en horizontal para dejarle un gol en bandeja al canterano Pedro que llegaba a la carrera (22).

El segundo gol, con el que se llegó al descanso, llevó al Stuttgart a adelantar sus líneas en busca del descuento, lo que a la postre acabó dando mayores oportunidades a los catalanes, a los que los alemanes, ahora, trataban de presionar en su campo.

Los mayores riesgos asumidos por el Stuttgart le permitió llegar algo más a la portería de Víctor Valdés, donde Molinaro disparó un tiro peligroso que se paseó por delante del arco local (68). Sin embargo, el control del partido no se fue nunca de las manos de los anfitriones, que a los diez minutos del segundo tiempo habían marcado el tercero tras una gran jugada: Pedro pasó desde la derecha la pelota para que el brasileño Daniel Alves prolongara de tacón a lo largo de la frontal del área, donde a la media vuelta Messi soltó un disparo que se coló en las mallas alemanas (59).

"Creo que (Messi) es con razón el mejor jugador del mundo. Se le puede comparar justamente con (Diego) Maradona. Es increíble, viendo su edad (22 años)", mencionó tras el partido el técnico de los alemanes, Christian Gross.

El 3-0 en el marcador acabó siendo un golpe demasiado duro para el Stuttgart que multiplicó sus imprecisiones en sus intentos por llegar a la portería contraria, mientras que el Barcelona aprovechó estos fallos para recuperar balones y salir en peligrosos contraataques, uno de los cuales acabó en gol.

El joven Bojan Krkic, que había entrado en el minuto 88 por Andrés Iniesta, sólo necesitó un minuto para anotar el cuarto tras una gran galopada, que culminó batiendo por bajo a Lehmann (89).

La victoria permite al campeón continuar con la defensa de su título en cuartos de final del máximo torneo continental, como único representante español, después de que ayer, el Sevilla fuera eliminado por el CSKA de Moscú y la semana pasada el Real Madrid fuera apeado por el Olympique de Lyon.