•  |
  •  |
  • END

El derecho Wilton Aristides Sevilla López continúo ayer con una actuación que debe ser considerada una obra maestra en el spring training con los Astros y de la que no se puede sacar otra conclusión que haberse ganado el puesto en el staff de pitcheo de Houston.

Por quinta aparición en forma consecutiva, el leonés no permitido carrera y como ha ocurrido en tres de sus cinco relevos, tampoco le conectaron imparable, además ponchó a tres Cardenales sin embargo eso no evitó la derrota de su equipo 6x4 ante San Luis.

Aristides abrió el séptimo con el juego perdido 5x4 y retiró en fila a Tyler Green por la vía del ponche, Allen Craig también abanicó y Ryan Ludwick fue dominado sin problemas. En el octavo la fórmula se repitió, pues Yadier Molina, David Freese fueron dominados, y cerró con ponche a Nick Stavinoha.

En el noveno no apareció el nica y los Astros permitieron en esa entrada la sexta carrera con Shane Loux en la loma. El juego lo arrancó Wandy Rodríguez, quien permitió las cinco primeras carreras en cuatro entradas lanzadas.

Para Wilton López fue su quinta aparición en el Spring Training con los Astros, en los que permite solo tres hits, poncha a cuatro y no otorga boletos ni tampoco admite carreras limpias, ni sucia, exhibiendo una perfecta efectividad de 0.00.

Cabrera en cinco doble matanzas
El campocorto Everth Cabrera bateó de 4-1 ayer ante los Diamondbacks de Arizona, remolcó una, robó su cuarta base del Spring y sufrió su cuarto ponche, pero además participó en cinco doble matanzas con el cuadro interior de San Diego y cometió su cuarto error.

A pesar de la actuación defensiva de Cabrera, quien inició tres de esos cinco doble play, los Padres cayeron 5x4 ante Arizona.

El nica, que jugó como primer bate ante el abridor Ian Kennedy --limitó en dos hits y propinó ocho ponches a San Diego en cinco innings-- quedó con 244 de promedio, al disparar 10 hits en 33 turnos, mientras remolcó su segunda carrera del Spring.

Sin embargo aunque su bateo a veces parece haber entrado en ritmo y luego se vuelve a parar como ocurrió ante Vicente Padilla, ha sido evidente la mejoría del nandaimeño en la ejecución de las dobles matanzas. Cabrera está agarrando y soltando mejor la bola en este tipo de jugadas que son elementales para ayudar el pitcheo de su equipo.