Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Delegados de los equipos Tiburones del Granada, Indígenas de Matagalpa, Indios del Bóer y Somotillo fueron los únicos que asistieron ayer a la primera reunión con Feniba, para comenzar a darle forma al Campeonato Nacional de Béisbol de Primera División, que muchos estiman podría iniciar en la última semana del mes de marzo, después de la Semana Santa.

Aunque se estima que podrían involucrarse otros equipos, como Estelí, Chinandega, un segundo equipo de Managua, o el León, si finalmente decide, se avanzó un poco en la clasificación de peloteros y la distribución tentativa de jugadores, que podría ser de seis peloteros clase A, 12 B, 10 de categoría C, con la obligatoriedad de tener a dos menores en el terreno de juego.

Y en esa clasificación hubo curiosos movimientos en base a sus actuaciones en la pasada campaña, incluso influyó el rendimiento en la Liga Profesional. Ese es el caso de Eduardo Romero, quien no jugó en la Primera División, pero sí destacó en la Profesional, y después de estar en clase B, pasó a clase A.

Oswaldo Mairena, que era clase A, pasó a clase B, igual que el lesionado Norman López y Sergio Mena, quien ha permanecido más en el banco. Algo similar ocurrió con Larry Galeano.

Sin embargo, recuperaron status como clase “A” Diego Sandino, ganador de la Triple Corona en la Liga de Feniba, y Más Valioso en la Profesional, Mario Holmann, que tuvo un gran desempeño en la Profesional, ya que no jugó en la Liga de Feniba; Yáder Hodgson, que fue clave en la coronación granadina, Armando Hernández, que hasta tiró bien con la Selección, Manuel Pineda y Romero.

Se confirmó la ausencia de peloteros extranjeros en el torneo, en el que la edad mínima para los juveniles será de 21 años, para darle oportunidad a aquellos jugadores que siempre fueron afectados por estrictas clasificaciones.