•  |
  •  |
  • END

La espectaculares conquistas del Bóer en la Liga Profesional, barriendo al León y superando al peleador San Fernando, la coronación del Granada en la Primera División, finalizando un ayuno de 13 años, y el empuje de los peloteros criollos, tanto en el terruño como en el béisbol organizado, nos dieron muchas satisfacciones en 2007.

Pero no todo es miel sobre hojuelas… Tras las celebraciones por el último torneo de la Profesional, volvemos a nuestra realidad. A gritos se está pidiendo una REFORMA en el béisbol, incluso en el mismo seno de Feniba. Es necesario un nuevo impulso, para asegurar el futuro próximo, que está en el limbo.

El béisbol nica no tendrá actuación internacional en este año olímpico. Nuestro nivel de competencia se nos estrechó tanto que ahora una clasificación resulta casi un “milagro”… Y es algo que se acumulaba… Para 2006, el preolímpico de Cuba daba tres opciones clasificatorias y sólo pudimos lograr una, que fue a los Panamericanos, donde se obtuvo un bronce opaco; quedamos fuera del Mundial y las Olimpiadas las seguiremos por Internet.

Estamos igual que hace 16 años, cuando se jugó el primer torneo olímpico de béisbol en Barcelona, y no estuvimos ahí… Pero eso sirvió para aplicar oportunos a programas de desarrollo… Fue la época en que vinieron muchos entrenadores extranjeros, las Selecciones tuvieron mucho roce internacional, se desarrolló el béisbol en las diversas categorías… Todo ese esfuerzo tuvo sus frutos con notables resultados en esa década.

Buscando relevos
La aparición de los profesionales en los diferentes eventos nos fue cerrando espacio y por ende, nuestros resultados fueron decreciendo, aunque tuvimos “chispazos”, como en el 2005, cuando se ocupó el sexto lugar en el Mundial de Holanda y se hizo un buen trabajo en el clasificatorio de Arizona, con ayuda de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional. Desde entonces existe cierta abulia que nos lleva al estancamiento.

El año pasado se produjo el retiro de notables figuras de nuestra pelota, como Nemesio Porras, Sandy Moreno, Bayardo Dávila y Próspero González. Hay otros jugadores que están llegando al final de su carrera, y aunque se tiene a buenos jugadores, como Jimmy González o Edgard López, no se integran a la Selección… Otra gran cantidad de prospectos ha firmado para organizaciones de Grandes Ligas, provocando que los torneos de Primera División se continúen con la misma gente, especialmente cuando no hay muchos equipos. Se necesita encontrar a los relevos, esos peloteros jóvenes de calidad y ponerlos a jugar, para que adquieran experiencia.

Carlos García ha tenido la intención de dar esa apertura a los nuevos valores, algo que le resultó hace más de 35 años, pero los tiempos han cambiado… Ahora se necesita abrir más espacio, no sólo en los rosters de los equipos, sino en la misma federación. Las decisiones deben ser totalmente colegiadas, darle beligerancia a cada miembro. Cada idea, cada aporte, son decisivos para hacer funcionar cualquier proyecto, que no debe ser para un torneo, sino a largo plazo.

Ahora las Federaciones deportivas disponen de un presupuesto fijo, conseguido por la Ley del Deporte, el que debe ser utilizado para la promoción de la disciplina, especialmente en las ligas menores, que necesitan atención.

Pero también hay que conseguir un acercamiento con la gente de béisbol, como la LNBP, que no debe verse como un adversario, sino como un aliado para darle al béisbol el impulso perdido.

Hace unos años hubo un acercamiento entre Feniba y la LNBP. Los peloteros que militaban en la Profesional fueron a Arizona a clasificar a la Selección para los eventos de 2006… La LNBP, impulsada por sus socios directivos, ha sostenido ligas juveniles que han proyectado a muchos jugadores tanto universitarios como de la mayoría de los departamentos, y Feniba se ha servido de ellos…
David Avendaño, Elmer Reyes, Yáder Vélez, Moisés Moreno, Wiston Dávila, Eduardo Monroy, Jazz Vargas, Ariel Argüello, Bismarck Guadamuz, Denis Estrada, Bryan Guillén, Domingo Morán, Ismael López, Mauricio Turcios, Héctor Ocón, Domingo Moreno, Fulvio Delgado, Luis Soto, Juan Serrano, Ariel Saldaña, Douglas Fuentes, integraron la Selección Nacional de Béisbol que fue a los Juegos del Alba, en momentos en que aún se jugaba aquí el torneo de Primera División. Muchos se proyectaron por los programas de la LNBP, y son la respuesta inmediata a las necesidades de nuestro béisbol.

La licenciada Maritza Cordero, gerente general del León, comentaba el interés de la LNBP de foguear a los peloteros juveniles de su organización, y el mejor escenario es el torneo de Primera División, en el que sería interesante ver funcionar como equipo a un seleccionado de chavalos. Eso lo determinarán mañana, cuando se reúnan sus directivos, que han dinamizado la actividad beisbolera, algo que también podría hacer Feniba, pero pronto.