•  |
  •  |
  • END

Mientras los Astros de Houston ignoraban el buen trabajo realizado por el nicaragüense Aristides Sevilla, sin permitir carrera limpia a lo largo de siete entradas, enviándolo a Triple A, Everth Cabrera, funcionando como lead-off de los Padres frente al pitcheo de los Rojos, hizo explosión conectando su primer jonrón del spring, mejorando su porcentaje a 265 puntos, después de dos hits en cuatro turnos.

Everth abrió el juego siendo ponchado por Aaron Harang, durante un inning de dos carreras, y en el segundo episodio, se embasó por error del paracorto Drew Sutton; como primer artillero del cuarto inning, siempre contra Harang, se apuntó un hit al short, y abriendo la sexta entrada, enfrentando a Jared Burton, tronó volándose la cerca del jardín derecho con una extensa parábola.

Involucrado en una atractiva lucha con Tony Gwynn Jr. por ser el permanente primer bate de los Padres este año, Cabrera mostró su utilidad circulando tres veces y empujando su cuarta carrera, aunque no tuvo oportunidad de intentar robar base y cometió su quinto error. Gwynn quien conectó un hit en dos turnos mejorando a 318 puntos, fue atrapado tratando de robar por tercera vez en este spring.

Pensamos que podríamos ver a tres pinoleros en el despegue de la temporada, pero lamentablemente los Astros de Houston consideraron que el eficiente esfuerzo dosificado de Aristides Sevilla, con siete innings para 0.00 en carreras limpias, no era lo suficientemente convincente para incluirlo en la lista de 25, decidiendo enviarlo a Triple A, desde donde deberá estar atento, respondiendo a las exigencias, en espera de un llamado.

Del rendimiento de Aristides en Triple A va a depender materializar esa posibilidad de ver en acción a tres nicas en la Gran Carpa este año.