•  |
  •  |
  • END

Tenía 72 años, no pudo trabajar en la zona de strike a un devastador cáncer en el estómago, que lo estuvo atormentando largo rato desde el cajón de bateo. Necesitaba un milagro para salvarse. No ocurrió. El zurdo Miguel Cuéllar, primer latino en ganar el Premio Cy Young, a quien vimos en acción --muy joven todavía-- en los primeros años de nuestro béisbol profesional, murió el viernes.

Tuvo tiempo para darle algunas instrucciones a Denis Martínez, porque cuando el pinolero aterrizó en las Grandes Ligas durante 1976, Cuéllar seguía perteneciendo a la rotación de los Orioles de Baltimore. Fue también compañero de Denis en el Caguas de Puerto Rico.

Pitcher valiente, de variados recursos, con ángulos difíciles, registró cuatro veces --siempre con los Orioles-- más de 20 triunfos, y en 1969, recién llegado de Houston, se convirtió en el primer latino en obtener el preciado Cy Young, compartiéndolo con el entonces fenomenal Denny McLain, de los Tigres, último ganador de 30 juegos visto en este planeta de muchas costuras.

McLain ganó 24 y perdió 9 con 2.80 en carreras limpias, mientras Cuéllar obtuvo 23 triunfos por 11 reveses con 2.38. Ambos consiguieron 10 votos de primer lugar entre 24 probables.

En 1970, Cuéllar terminó con balance de 24-8, y en la Serie Mundial contra los Rojos de Rose, Bench, Tany, May, Concepción y McRae, trabajó completo el quinto y último juego derrotando a Jim Merrit. Descartado por los Orioles en 1977, con 40 años, firmó con los Ángeles de California, que sólo lo utilizaron en dos juegos. Cerró su carrera con 185 triunfos y 130 reveses.

Algo más, en la temporada de 1971, Cuéllar fue integrante de aquella cuarteta de ganadores de 20 juegos, que llevó a los Orioles a la Serie Mundial contra los Piratas de Clemente. Junto con Jim Palmer, Dave McNally y Pat Dobson, el zurdo contribuyó a las 101 victorias de Baltimore y su ventaja de 12 juegos sobre los Tigres.

Aquí, Cuéllar lanzó con los Tigres del Cinco Estrellas y con el Bóer. En 1963, fue Cuéllar quien derrotó al León por 5-2 garantizando el pasaporte de los Indios dirigidos por Tony Castaño, para la Serie Interamericana realizada en Panamá. El Bóer abrió perdiendo 2-0 con Panamá, utilizando a Julio “Jiquí” Moreno, pero derrotó a Puerto Rico, aprovechando el trabajo de Dick Scott, y fue con Cuéllar contra Venezuela.

El zurdo estaba blanqueando con pitcheo de un hit hasta el séptimo, pero necesitó la ayuda de “Jiquí” para imponerse 7-4. Una rebelión de peloteros, reclamando mayores ingresos, afectó a la tribu, que terminó en segundo lugar.

Un gran pitcher visto desde cualquier butaca, y sobre todo, interesado en orientar a los jóvenes. Golpeado por la noticia, Denis Martínez debe recordar aquellos momentos en que el zurdo se dedicó a transmitirle experiencias y conocimientos, tratando de colaborar con el abrillantamiento de su futuro.


dplay@ibw.com.ni