•  |
  •  |
  • END

La conquista del Oro de la Selección Nacional de Baloncesto en los IX Juegos Centroamericanos en Panamá, llenó de júbilo y orgullo a todos. Pero esa historia con final feliz estuvo plagada de capítulos tristes y placenteros.

El primer gran obstáculo vivido por los seleccionados fue el hecho de entrenar durante dos meses sin el respaldo económico de 105,862.25 córdobas previsto por el Gobierno y que debió entregar el IND. Sin embargo, ellos se mantuvieron firmes en sus pretensiones.

Después, con el torneo tocando a la puerta, tampoco desembolsaron los 24 mil dólares de presupuesto para la participación de la Selección. A la postre, esa pésima decisión de las autoridades del IND afectó principalmente a los jugadores.

Pero eso no perturbó al equipo nica, que afrontó la competencia con determinación.

“Quisieron desunirnos pero no pudieron. El equipo se portó a la altura, con entusiasmo y seguros de poder hacer un gran trabajo. La clave de la victoria fue la disposición de cada uno y el juego en conjunto”, declaró Noel McKenzie, quien fue el Jugador Más Valioso del torneo.

La conquista se empezó a labrar contra Costa Rica, un país que es superior al nuestro en cuanto a nivel, y el primer golpe fue contundente, porque después de 40 minutos de acción la pizarra indicó Nicaragua 85, Costa Rica 74.

Llenos de entusiasmo se afrontó el siguiente duelo ante El Salvador. Aquí la dosis de destrucción fue más evidente, el ataque pinolero marcó 79, mientras la defensiva sólo permitía 57 tantos de los cuscatlecos.

La inspiración subió de tono y era necesaria. En las narices estaba Panamá, la selección número 31 a nivel mundial, pero los muchachos le entraron al ruedo con todo, dispuestos a marcar la diferencia.

Luego de perder el primer período 18-7 e irse al descanso abajo 31-28, el quinteto reaccionó de manera incalculable y sumó 22 tantos, por su parte los anfitriones eran reducidos por la defensiva a 8 puntos. El cierre de juego fue brutal, los nicas hicieron 26 para quedar con un global de 71, y los panameños 65.

Con ese resultado el oro estaba garantizado, pero había que ratificarlo ante Honduras, y así fue. Nicaragua ganó 79-66 para alzarse invicto con la medalla dorada de los IX Juegos Centroamericanos.

Este equipo compuesto por Troy Watson, Vandell Thomas, Walter Solís Robert, Serbio Abea, Manuel McKenzie, Alvin Camacho, Róger Muñoz, Noel McKenzie, Michael Pablo Abner, Carlos González Leiva, Jasser Jiménez y la dirección técnica de Ángel Mallona, pasaron a la historia del deporte nacional.