•  |
  •  |
  • END

El optimismo quedó reducido a cenizas. Las expectativas generadas por la dirigencia de la federación de béisbol de cara a los IX Juegos Centroamericanos, volaron como techo de papel rumbo a un abismo de críticas y cuestionamientos, al fallar en la conquista de la medalla de oro.

Una vez más el deporte rey de los nicaragüenses fue abofeteado por Panamá, equipo que nos gana 11 veces en los últimos 15 partidos. “El objetivo es ir a ganar la medalla de oro”, dijo antes de zarpar a la competencia el presidente de Feniba, Adolfo Marenco, pero al final todo fue al revés.

Pero aún con todo y el dolor que dejó el fracaso del béisbol en los Juegos Centroamericanos, el manager Davis Hodgson considera que si bien es cierto que el resultado no fue el deseado, no fue por culpa de la dirección técnica.

¿Seguirás al frente del equipo?

“No renunciaré a la Selección”, dijo de forma inmediata el costeño. “Si me quitan está bien y si me dejan también, pero no tengo idea de abandonar el mando. Yo sé que estos son puestos rotativos”, agrega.

El planteamiento de Davis se basa en una explicación lógica, y es que en Nicaragua no ha existido un fundamento específico para desarrollar el béisbol.

“Aquí seguimos haciendo ligas y ligas, pero sin ningún objetivo. No hay planificación para trabajar y mejorar este deporte. Por tal razón, la derrota contra Panamá es el reflejo de una superioridad que viene desde hace años”, explica.

¿Qué pasó contra Panamá?

“Sencillo, son mejores que nosotros. Pero debo reconocer que no esperaba que nos vencieran de esa forma. Esa noche le cayeron a palo a todos los lanzadores y eso no es culpa de nadie”.

Davis entregará el informe del desempeño de la tropa nica este lunes a la Federación Nicaragüense de Béisbol Asociado (Feniba) y en la misma van algunas sugerencias de nuevas convocatorias de peloteros.

No obstante, será interesante saber si él logra salvarse a la sacudida que debe hacer Feniba para los Juegos Centroamericanos de Puerto Rico en el mes de julio.