•  |
  •  |
  • END

Everth Cabrera no deja de sorprender. Su afán por inicidar en cada juego es inagotable, si no cómo explicar que transformó una noche casi para el olvido, ofensivamente hablando, en una que lo ubicó como pieza clave en un rally de seis carreras de los Padres en el cuarto episodio, y que además provocó la expulsión del abridor de los Rojos, Bronson Arroyo, en el partido que perdió Cincinnati 10x4.

El nica estaba bateando de 2-0, con dos rolas inofensivas al cuadro, hasta que llegó el momento culminante del juego. San Diego ganaba 4x0 desde el segundo, por dobles consecutivos de Wil Venable y Matt Stairs, y después de un out, Tony Gwynn Jr. disparó jonrón de dos carreras.

Pero en ese cuarto inning, Nick Hundley y Tony Gwynn conectaron sencillos, luego el pitcher de los Padres, Kevin Correia, recibió boleto sin out. En esas circunstancias llegó Cabrera y conectó una línea que pasó por encima de la primera base y trajo al plato dos carreras. Arroyo fue explotado por esa potente conexión del nandaimeño, pero para colmo, el relevo no pudo ser peor.

Luego Adrián González disparó un Grand Slam con Cabrera abordo. Estas anotaciones sacaron de juego al equipo de los Rojos con un marcador 8x0, que se amplió a 10x0 en esa misma entrada.

En el quinto, Cabrera disparó su segundo hit del partido también al jardín derecho, pero falló en su último turno en elevado al izquierdo. Cerró la noche de 5-2, con dos remolques y una anotada, mientras dejaba su promedio en 230 puntos por 14 imparables en 61 turnos.

En otros partidos, los Astros vencieron 4x3 a los Piratas, un triunfo a la cuenta de Roy Oswalt y en el que no tuvo participación el leonés Wilton Aristides López Sevilla.

Los Dodgers cayeron 5x1 ante los Nacionales de Washington con el debutante Luis Atilano acreditándose su primer triunfo en Grandes Ligas.