•   SANTO DOMINGO  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de 50 peloteros de Puerto Rico, Venezuela, México, Cuba, Nicaragua y República Dominicana, fueron nominados para su exaltación en el primer ceremonial del Salón de la Fama del Béisbol Latino, que se efectuará el 29 de mayo en República Dominicana.

Veintitrés jugadores y un propulsor serán inmortalizados en el debut del nuevo pabellón durante un acto que se realizará en el anfiteatro de Altos de Chavón de Casa de Campo, La Romana.

Entre los nominados para ocupar un nicho en el templo latino figuran los jugadores Felipe Alou, Ricardo Carty, Héctor Espino, Roberto Alomar, George Bell, Fernando Valenzuela, Luis Rodríguez Olmos, Julián Javier, Dennis Martínez, Andrés Galarraga, Francisco -Pancho- Coimbre, Manuel Mota, Vidal López, Alfonso Carrasquel y José de la Trinidad "Carrao " Bracho, entre otros.

También fueron dadas a conocer las nominaciones como propulsores de Juan Sánchez, Correa, Pedrin Zorrilla, Oscar"Negro"Prieto, Bobby Maduro, Jorge Pasquel y Horacio Díaz López.

Los reglamentos de la nueva entidad establecen que todos los latinoamericanos escogidos para el Salón de la Fama de Cooperstown entran automáticamente al Salón de la Fama del Béisbol Latino. La regla favorece a Juan Marichal, Martín Dihigo, Tony Pérez, José de la Caridad Méndez, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Rod Carew, Luis Aparicio, Alex Pompez como ejecutivo y los narradores Buck Canel, Jaime Jarrín y Rafael “Felo” Ramírez.

Los directivos del Salón de la Fama del Béisbol Latino anunciaron que las nominaciones serán conocidas en sección extraordinaria y que los escogidos para la exaltación serán dados a conocer en rueda de prensa el martes 27 de abril.

El comité permanente de la institución está compuesto por Juan Francisco Puello Herrera, Luis Ávila, Alejandro Asmar Sánchez, Rafael Ávila, Tom Lasorda, Benny Agosto, Leonardo Matos Berrido, Humberto Oropeza, Emilio "Cuqui" Córdova y Arturo León Lerma. Major League Beisbol y el Sindicato de Peloteros de Grandes Ligas también forman parte de la junta, con voz pero sin votos.