Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

Las razones por las que Wilton Aristides López Sevilla fue bajado de los Astros no parecen sustentadas por el bajo rendimiento, sino que obedecen simplemente a cuestiones administrativas.

Al menos eso se lee a simple vista después de la actuación del nica durante seis inning con Houston, en cuatro apariciones como relevista. En su última salida, el 21 de abril, ante Florida, solo un hit alteró una labor de dos episodios sin anotaciones.

Tras la recuperación de Sammy Gervacio de la lista de lesionados, López Sevilla fue enviado a Triple A con los Round Rocks y para hoy está previsto que abra uno de los dos partidos que tendrá su equipo con los Cachorros de Iowa.

“Cuando me despedí de mis compañeros del bullpen de Houston me preguntaron extrañados, qué pasaba, por qué me despedía. Ellos no creían que me estuvieran bajando. Incluso, algunos me comentaron que no se sentían cómodos con Gervacio porque no se acopla al trabajo de grupo. Pero así es esto, y yo estoy convencido de que he demostrado que tengo para estar aquí”, explicó Aristides a unos minutos de trasladarse de Houston.

“Me gané la confianza de mis compañeros. Ellos mismos me dijeron que no me desmotivara, que estaban seguros de que en unos días estaría de regreso con los Astros. El propio gerente del equipo habló conmigo hoy (ayer) y me explicó que son pocos los pitcheres seguros en el bullpen, y en cualquier momento que necesiten al primero que llamarán será a mí. Estoy seguro de que cuando eso ocurra volveré para quedarme”, concluyó el leonés.