•  |
  •  |
  • END

La ventaja de 2-0 edificada rápidamente por los Lakers en Los Ángeles, ha sido borrada por los Thunder de Oklahoma, ganando dos juegos consecutivos en un claro irrespeto a los Campeones defensores de la NBA, que han visto derretirse a Kobe Bryant, en tanto los Blazers han forzado un empate 2-2 con los Sun de Phoenix, y el Heat, desangrándose después de tres derrotas ante los Celtics, ripostó con 46 puntos de Dwayne Wade, manteniéndose con vida.

Los Lakers sufrieron mucho más que una derrota en Oklahoma. Perdieron por 110-89, un resultado contundente pero que no delata la desastrosa actuación del campeón de la NBA. Sobrepasado todo el tiempo y en todas las facetas por la rapidez, intensidad y entusiasmo de los Thunder, los Lakers claudicaron con todas las de la ley. Ahora la eliminatoria está empatada a dos victorias.

Los máximos anotadores de los Lakers fueron Pau Gasol y Andrew Bynum, con 13 puntos cada uno. Kobe Bryant se quedó en 12, como Odom. El desastre fue general desde el primer cuarto y los Lakers llegaron a estar en una desventaja de 29 puntos. Con transiciones muy rápidas y con mucha decisión y valentía en sus constantes penetraciones a canasta, los Thunder no necesitaron siquiera que Kevin Durant se saliera. El máximo anotador de la NBA tuvo suficiente con 22 puntos.

En Miami los Heat se salieron del hoyo. La figura del escolta Dwyane Wade brilló más que nunca en el juego individual para liderar con dos marcas de equipo de Miami en el triunfo por 101-92 ante los Celtics de Boston en el cuarto partido de la eliminatoria de la Conferencia Este que pierden por 1-3 al mejor de siete. Wade con 46 puntos, incluidos 30 en la segunda mitad y 19 en el cuarto periodo, cuatro más que todo el equipo de los Celtics (15), estableció las mejores marcas de equipo en la historia de los Heat para la competición de los ‘playoffs’.