•   Oklahoma / ESPN  |
  •  |
  •  |
  • END

Los Lakers iban detrás del Thunder por un punto y tenía la posesión después de que Bryant agarró un rebote de un tiro en salto errado de Russell Westbrook con 18 segundos restantes. Phil Jackson, sabiamente, evitó llamar a un tiempo muerto. El hombre adecuado ya tenía el balón y, mejor aún, tenía a Westbrook marcándolo en lugar del más alto, Kevin Durant, quien una vez más le dio problemas a Bryant cuando fue detrás de él.

Bryant llevó el balón por el lado derecho de la cancha y sus compañeros de equipo se fueron más a la izquierda. Tenía todos los ingredientes para convertirse en una de las típicas jugadas de Kobe para ganar el partido. Avanzó con el dribbling y luego se detuvo a una distancia de 13 pies. Todo parecía estar en su lugar. Salvo un detalle... erró el lanzamiento.

“Tal vez la posibilidad era demasiado buena”, especuló Bryant cuando salía del Ford Center. Él siguió pensando que entraba. “Ellos [el Thunder] pensaron lo mismo”, dijo Bryant. “Esa es probablemente la razón por la que Pau consiguió el rebote”. Mientras los jugadores del Thunder vieron cómo el balón golpeó al otro lado del aro, rebotó hacia el lanzador, y mientras viajaba a través del aro, Pau Gasol subió a su encuentro en el otro lado y suavemente lo hizo entrar con 0.5 segundos restantes.

Sí, suave fue una palabra positiva al asociarla a Gasol en esta ocasión. Seguramente hubo otros adjetivos, incluso más feos utilizados por los frustrados fanáticos de los Lakers tras sus tres conversiones de diez disparos antes de que convirtiera el lanzamiento que les dio el triunfo, incluyendo un tiro errado cuando quedaban 38 segundos en una jugada armada por él durante un tiempo muerto. Nos hizo recordar las deficiencias de Gasol a principios de esta temporada, sobre todo una bandeja que no entró y dos tiros libres errados en el último minuto de una derrota ajustada en Cleveland.

Pero esta vez, en el juego más importante del año hasta la fecha, Bryant fue el que se quedó corto y Gasol fue el hombre que rescató a los Lakers. Es difícil de creer que el Microsoft Word de mi computadora no haya resaltado esta oración y sugerido una opción acertada por ser gramaticalmente imposible.

Gasol no vio el momento como una reivindicación personal. “Es genial ganar un partido”, dijo. “Aparte de eso, lo demás no es importante. Sólo tenemos que darnos la oportunidad de ganar el juego, colocar el balón en el aro y seguir adelante”. Los Lakers, de hecho, seguirán adelante, para enfrentar al Utah Jazz en las semifinales de la conferencia después finalmente deshacerse del Thunder en seis partidos.

Los Lakers han avanzado. Enfrentarán al Jazz en la postemporada por tercera vez consecutiva. Al fin un acontecimiento que se siente normal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus