•  |
  •  |
  • END

Después de tres temporadas perdedoras, ¿por qué creer en un resurgimiento hasta hoy espectacular del zurdo Barry Zito?. Cuando los Gigantes lo contrataron por siete años y 126 millones de dólares antes del Play Ball de 2007, Zito no solamente nunca había sido un pitcher con más derrotas que victorias a lo largo de siete campañas con los Atléticos de Oakland, sino que había conseguido el Cy Young de 2002 en la Liga Americana, registrando un balance 23-5 con 2.75 en carreras limpias.

Sin embargo, el Zito que estuvieron viendo los Gigantes entre 2007 y 2009, fue un fracaso. Ganó 31 juegos y perdió 43 en contraste con el 102-63 que logró con Oakland, y las expectativas frente a la campaña de 2010, eran tan reducidas como arrugadas. Todas las miradas eran para Tim Lincecum, el brillante ganador de dos Cy Young consecutivos, Matt Cain y Jonathan Sánchez, pero un Zito con las baterías de su brazo zurdo recargadas, obtuvo anoche contra los Marlins su quinto triunfo sin revés, con un resplandeciente 1.49 en efectividad.

Zito trabajó siete entradas permitiendo sólo una carrera a una ofensiva que reúne a Jorge Cantú, Hanley Ramírez y Dan Uggla, convirtiéndose en el mejor pitcher de los Gigantes en este arranque de temporada. En 2002, a esta altura, Zito en ruta a 23 victorias perdiendo sólo 5 juegos, presentaba balance de 2-2 con 4.54 de average. Así que la actuación en este 2010 es superior.

Mientras tanto, los Yanquis, con Andy Pettite sujetando su invicto con 4 y 0, barrieron a los Orioles, derrotándolos 7 por 5, con Mark Teixeira batallando por salir del hoyo, y los Medias Rojas, con John Lackey (3-1 y 3.89) en pie de guerra, se impusieron 3 por 1 a los Angelinos, que utilizaron a Joel Piñeiro (2-4 y 5.30).

Inesperadamente, un Kyle Hendrick inspirado y dos relevistas, blanquearon 4 por 0 a los Cardenales, con los Filis asentándose en la cima del Este en la Liga Nacional, con 16-11; los Atléticos sometieron 4-1 a los Rangers de Texas, quitándole el invicto al ganador de tres juegos Colby Lewis, en tanto Vladimir Guerrero seguía funcionando con 333 puntos y 19 remolques; los Mets cayeron ante los Rojos 5-4, víctimas de un jonrón de Orlando Cabrera en el cierre del décimo inning; y los Gemelos aprovechando el pitcheo de Kevin Slowey, derrotaron 5-4 a los Tigres.