•  |
  •  |
  • END

Recién finalizaba la ronda de escogencia de refuerzos, Gonzalo López, primer escogido, se mostró satisfecho por los resultados… Había conversado con Omar Cisneros y está dispuesto a responder a la confianza que depositaron en él, entrenando debidamente.

“ Voy a entrenar, me toca más cerca. Claro, no tengo que descuidar mi negocio familiar, y esperamos que las cosas nos salgan bien. Esperamos que el día viernes pueda conseguir la primera victoria sobre el equipo del Bóer comenzando la segunda vuelta”, dijo Gonzalo, que se declaró un “fernandista”.

“Es el equipo que siempre me ha gustado, desde pequeño. Mi abuelo es fanático del equipo de Masaya, mi abuelita es de Nindirí, y siempre me ha gustado jugar en Masaya, mi familia vive en Masaya y voy a tener cerca a la familia”, dijo ante una batería de periodistas.

Respecto del poco entrenamiento del que se le acusa, indicó que “uno es profesional, entrena a conciencia. No sé cómo lo quieran agarrar los señores de los otros equipos. Mi mente está tranquila. Cada vez que llego a pitchear tiro siete, ocho innings y no pueden decir que salgo por cansancio, entreno bien, gracias al Señor mi brazo está en perfectas condiciones y lo van a ver en la segunda vuelta”.

Del equipo Masaya señaló que es un equipo compacto, que mejora su pitcheo, es bateador y espera que puedan hacer un buen papel en la segunda vuelta.

Otro lanzador que estuvo cerca de la ronda de escogencia fue Wilfredo Amador, quien no fue seleccionado como refuerzo, pero figuró en los intereses de Chontales y el Bóer, aunque al final no llegó a ningún acuerdo.