•  |
  •  |
  • END

El técnico del Ferreti, José Balladares, no se mostró para nada molesto por el resultado de su equipo, a pesar de que pudo ganar el primer duelo de la final contra Real Estelí, pero tan sólo se tuvieron que conformar con un 1-1, gracias a un autogol del portero norteño Carlos Mendieta.

“La verdad felicité a los jugadores por lo que se hizo, por el fútbol que jugaron”, dijo el estratega rojinegro, y agregó muy molesto, “porque no estábamos listos para jugar miércoles. Hasta este martes me comunicaron que el juego sería entre semana y el trabajo que se había hecho era para recuperar físicamente al equipo del juego del domingo en Somoto y seguir trabajando para enfrentar el primer partido de la final con Estelí el próximo 9 de mayo”.

Parece un asunto difícil de entender que no estaba enterado del arranque de la final. Y aunque Balladares culpó a la Federación por no haber emitido ninguna comunicación al respecto, el problema radica en la propia directiva del Ferreti que desde la semana pasada firmó el acta de reunión en la que estuvieron los representantes de Diriangén, Estelí y Ferreti, y en la que confirmaban que se jugarían el 5 y el 9 mayo la final, si pasaban capitalinos y norteños.

“Aquí todos nos jugamos el prestigio, jugadores, cuerpo técnico, y nos perjudican a todos con el hecho de no tomar en serio una final. Aquí yo pierdo este juego porque tal vez no preparé a los jugadores con el tiempo para el juego, pero no van a tomar en cuenta que no se asumió con la seriedad que merece la disputa de un título”, añadió Balladares.

Concacaf contradice a la Federación

Lo que no se explica es por qué la Federación Nicaragüense de Fútbol haya informado que tienen como fecha tope para definir al representante de Nicaragua del torneo de clubes campeones de la Concacaf, el 10 de mayo, cuando la propia Concacaf asegura que la fecha límite es el 16 de mayo.

Víctor Hugo Estrada, de la Unión Centroamericana de Fútbol y encargado de instalaciones para el torneo de Concacaf, confirmó a EL NUEVO DIARIO que desde septiembre de 2009, todas las federaciones saben que el 16 de mayo es el último día que tienen para definir al clasificado a la Concachampions, y el 17 pueden informarlo a la confederación.

“No es posible que la Federación maneje de esta forma esta final, sabiendo que teníamos chance de jugarla en dos domingos. Son cosas que no entiendo porqué ocurren”, comentó Balladares, quien también averiguó con clubes y la Federación de Honduras que se tenía 6 días para sacar al clasificado para la Concachampions.