•  |
  •  |
  • END

¿Estaría Francia en esta Copa sin la “milagrosa” mano de Thierry Henry frente a Irlanda? Ésa es una enorme intriga. Así que Francia está obligada a limpiar la imagen de su escandalosa clasificación, lograda con ese pase ilegal de Henry que cabeceó Gallas, evitando la prórroga o la definición por penales.

Moviéndose en el Grupo A, el equipo que fue un impactante Campeón del Mundo en 1998, goleando 3-0 al Brasil de Ronaldo, con el brillo de Zinedine Zidane, se fajará con Uruguay el 11 de junio, enfrentará a México el 17 y cierra con Sudáfrica el día 22. Pese a todo lo que se ha dicho, Francia es considerado favorito para imponerse en el Grupo A.

Este equipo que finalizó detrás de la pujante Serbia en el Grupo 7 de Europa, y tuvo que ir al repechaje con Irlanda, buscará cómo crecer lo suficiente para avanzar a los octavos de final. Es la participación número 13 de Francia en Copas. En 1982 alcanzó una gran notoriedad llegando a semifinales con Platini, Tigana, Giresse, Rotchetau y Amoros, pero cayó ante Alemania en definición por penales al fallar Bossis, en tanto en 1986, siempre de la mano de Platini, eliminó a Brasil en batalla memorable y regresó a Semifinales con el mismo verdugo, Alemania.

Reciente sub-campeón en 2006, no fue fácil sobrevivir para Francia en la fase clasificatoria. Registró dos empates con Rumania, una derrota frente a Austria y ¡cómo sufrió para vencer a Lituania!. De cualquier modo, Francia está en la Copa del Mundo y podría convertirse en un equipo de proyecciones. Tenemos que estar claros de que es una selección con suficientes figuras para no ser subestimada, jugadores capaces de hacer reversible cualquier situación adversa.

Pese a la intriga: ¿qué tan funcional podrá ser ese veterano aparentemente inagotable que es Thierry Henry, único jugador que participó en el campeonato de 1998? Francia cuenta con individualidades desequilibrantes como el fiero William Gallas, líder de una defensa que incluye al incansable Patrick Evra y el versátil Eric Abidal, mientras que Jeremy Toulalan y Lass Diarra son considerados imprescindibles en el mediocampo. Agreguen la fogosidad de Yoann Gourcuff, el talento exuberante de su figura cumbre Franck Ribery, la incidencia del joven artillero Karim Benzema y la experiencia de Nicolas Anelka, multiplicando las opciones ofensivas para el entrenador Raymond Doménech, quien también cuenta con el aporte de Ander Gignac, Florent Malouda y Loic Remy.

¿Cómo se colocarán los franceses en el terreno?. El joven arquero del Lyon, Hugo Lloris, dueño de prodigiosos reflejos, debe brillar en Sudáfrica; William Gallas, del Arsenal inglés, Eric Abidal, del Barcelona español, Bacary Sagna, otro del Arsenal, y Parick Evra, del Manchester, aseguran flexibilidad de consistencia en la defensa; mientras Lass Diarra del Madrid y Florent Malouda del Chelsea inglés, o Jeremy Toulalan, se moverán delante de esa defensa, con el tan promocionado Yoann Gourcuff del Bordeaux y Nicolás Anelka del Chelsea, haciendo conexión con Franck Ribery del Bayern y Karim Benzema del Madrid, o Thierry Henry del Barsa. Discutible por su campaña previa, Francia es sin duda un equipo peligroso visto al revés y al derecho.


dplay@ibw.com.ni