•  |
  •  |
  • END

EL NUEVO HERALD
Tienen el estadio a su favor, los grandesligas de su lado, y para completar, un 50 por ciento de opción matemática de llevarse la corona.

Con dos equipos --y sin dudas con los rósters más completos y profundos--, República Dominicana aspira llevarse la próxima Serie del Caribe que empieza hoy en el parque Cibao de la ciudad de Santiago.

Las Águilas del Cibao y los Tigres del Licey se presentan como los candidatos lógicos a llevarse los máximos honores de la llamada Pequeña Serie Mundial Latinoamericana, que se lleva a cabo todos los años entre los monarcas de República Dominicana, Puerto Rico, México y Venezuela.

Sin embargo, debido a que no hubo campeonato de pelota en Puerto Rico, el subcampeón de Dominicana, Licey, tomó el lugar del representante boricua.

Las Águilas, que buscarán la corona del Caribe por segundo año consecutivo, llegan con el roster más temible, encabezado por el torpedero Miguel Tejada y por el también infielder Rafael Furcal, dos indiscutibles figuras en el béisbol de la gran carpa.

La alineación del conjunto cibaeño, que estará jugando en su propio parque, va más allá de Tejada y Furcal, y continúa con el careta cubano Brayan Peña y el veterano Luis Polonia, uno de los hombres con más experiencia en este tipo de torneo, y que pese a su edad de 44 años, sigue siendo uno de los mejores primeros bates de la región.

De igual forma, el conjunto tiene en sus filas al lanzador Bartolo Colón, ganador del Cy Young en 2005.

Mientras tanto, los Tigres, otra de las potencias del Caribe con nueve títulos del torneo, tratarán de tomar revancha de las Águilas, luego de su derrota en la serie final, y para ello se han concentrado con un equipo que sin tantos nombres como los Cibaeños, igual presenta un roster poblado de figuras con Ervin Santana y Ronnie Belliard en la palestra del grupo.

Un nivel más abajo se presenta en el conjunto de los Tigres de Aragua, que se ha convertido en una dinastía en la liga venezolana, pero que llegará diezmados al evento caribeño por la ausencia del ex Marlin Miguel Cabrera.

Tan cambiado llega el rostro de los Tigres a la Serie, que la novena contará con once refuerzos, y todo su outfield es prácticamente nuevo.

El boricua José Santiago, quien fue el Más Valioso de la serie final, así como el grandesliga Marco Scutaro y el veterano Robert Pérez son sus principales figuras.

Por último están los Yaquis de Obregón, de México, que se reencuentran con la Serie del Caribe desde 1974, y que llegan con un grupo de jugadores donde destaca el Marlin Alfredo Amézaga y el boricua Carlos Rivera, líder bate de la liga.

Sin embargo, al igual que la novena de Aragua, Obregón no parece tener los argumentos para imponerse a Cibao y Licey, que prometen hacer de esta serie una extensión de la electrizante final que protagonizaron en el campeonato dominicano.