Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

EL NUEVO HERALD
Nada dura para siempre, ni siquiera la cadena de apariciones consecutivas de Shaquille O’Neal en el Juego de las Estrellas de la NBA.

El gigante, que había asistido a los partidos estelares durante 14 encuentros consecutivos, quedó fuera de la lista de reservas que se dio a conocer ayer para el juego que se celebrará el 17 de febrero en Nueva Orleans.

De cualquier manera, Shaq estará en la ciudad, pero sólo como anfitrión de un par de fiestas e invitados de otros eventos afines.

A diferencia de los titulares, que son escogidos por la votación de los fanáticos, los suplentes son escogidos por los coaches, como una forma de reparar cualquier injusticia y premiar a los mejores.

Ya se sabía que el centro titular por la Conferencia Este era Dwight Howard, y el propio O’Neal había coincidido con esa elección.

Chris Bosh (Toronto), Caron Butler y Antawn Jamison (Washington), Paul Pierce (Boston), Chauncey Billups, Richard Hamilton (Detroit), y Joe Johnson (Atlanta) serán los nueve suplentes del Este. El único jugador de Miami que estará en el choque estelar es Dwyane Wade. O’Neal, Jerry West y Karl Malone son los únicos jugadores elegidos a 14 Juegos de las Estrellas.

De cualquier modo era muy difícil para O’Neal participar en el desafío, pues todavía se recupera de una lesión en la cadera y no existe una fecha tentativa para su regreso al tabloncillo. La ausencia de O’Neal es una de las razones de la abismal temporada de Miami, que acaba de desperdiciar su mayor estancia en la Arena American Airlines en la que sólo alcanzó una victoria en seis choques.

Luego del juego de esta noche ante el equipo de Nueva Jersey y el del martes frente a Toronto, al Heat le espera la dura carretera.

Los Nets llegan a la Capital inmersos en una crisis. Su astro Jason Kidd ha pedido un canje de manera inmediata y se encuentra en medio de una discusión larga con los ejecutivos del equipo.

Así y todo, Nueva Jersey cuenta con el estelar Vince Carter y luce en mejor posición para continuar la agonía del Heat.