•  |
  •  |
  • END

ESPNdeportes
La Serie del Caribe ha sido un escenario ideal para quienes pretenden llegar a ser estrellas en Grandes Ligas, pero hay varios jugadores y managers que han ido más allá, pues en la actualidad gozan de ser inmortales como miembros del Salón de la Fama del Béisbol Profesional en Cooperstown.

Desde la aparición de Monte Irvin, en 1949, con los Alacranes del Almendares, de Cuba, hasta Willie Mays en 1955 con los Cangrejeros de Santurce, Puerto Rico, han desfilado grandes estrellas hasta llegar a Eddie Murray en 1977 con los boricuas Criollos de Caguas.

Un total de 15 inmortales que están en Cooperstown pasaron por el escenario máximo del béisbol latinoamericano, 12 de ellos como jugadores, uno como jugador y manager, y los otros dos sólo como managers.

Los Criollos de Caguas son el equipo que más inmortales ha visto pasar, con seis, seguido de los Cangrejeros de Santurce con cinco. Ambos equipos son puertorriqueños.

Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Atanasio Tony Pérez, Gary Carter, Mike Schmidt y Eddie Murray portaron el uniforme de los Criollos, mientras que el mismo Clemente, Pérez, Cepeda, Willie Mays y Reggie Jackson vistieron el de los Cangrejeros.

La lista podría aumentar el año próximo, en que Rickey Henderson estará en la cédula de votación. Henderson jugó la Serie del Caribe de 1979 con los Mayos de Navojoa, México, mismo año que debutó en Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland.

La historia de los inmortales de Cooperstown en la Serie del Caribe arrancó en 1949, en la primera etapa con...

Monte Irvin
El jardinero derecho estadounidense apareció en la primera etapa de la Serie del Caribe de 1949 con el equipo cubano de Almendares, fue cuarto bate y compiló promedio de .388, terminando como líder de producidas con 11 y jonrones con dos. Tras jugar en Cuba, debutó en Grandes Ligas el ocho de julio de 1949; jugó ocho temporadas e ingresó al Salón de la Fama en 1973.

Hoyt Wilhelm
El pitcher derecho estadounidense jugó el Clásico Caribeño de 1951 con los Rojos de La Habana, terminando con marca de 1-1 y efectividad de 4.80. Abrió par de partidos, perdiendo ante Cangrejeros de Santurce y ganando a Spur Cola. Debutó en Grandes Ligas el 19 de abril de 1952, jugó 21 temporadas e ingresó al Salón de la Fama en 1985.

Luis Aparicio
El paracorto venezolano jugó par de Series del Caribe representando a su país, primero en 1954, con Pastora, y después regresó en 1960 con Rapiños. En su primera incursión sólo jugó un partido, bateando de 3-0, y en la segunda participó en seis cotejos con promedio de bateo de .214. En seis veces que se embasó no se robó base y dio un jonrón. Debutó en Grandes Ligas el 17 de abril de 1956, fue Novato del Año, jugó 18 campañas, se robó 506 bases, ganó nueve Guantes de Oro, jugó diez Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 1984.

Roberto Clemente
El jardinero puertorriqueño hizo su aparición en dos Series del Caribe, en 1955 con Santurce y en 1958 con Caguas. En ambas series bateó para .326, con dos jonrones y siete remolcadas. Fue líder de anotadas en ambas ocasiones, en 1955 con ocho, y en 1958 (empatado) con seis. Debutó en Grandes Ligas el 17 de abril de 1955, fue Jugador Más Valioso en 1966, jugó 18 campañas, bateó 3,000 hits, ganó 12 Guantes de Oro, jugó 14 Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 1973.

Willie Mays
El jardinero central estadounidense fue compañero de Clemente en la serie de 1955 con Santurce, y le seguía en el orden al bate como 2-3. Arrancó la serie sin hit en ocho turnos y terminó con 11 hits en los últimos 17 turnos, para un promedio de .440. Pegó dos jonrones y fue líder de producidas con ocho. Debutó en Grandes Ligas el 25 de mayo de 1951, Novato del Año en 1951, Jugador Más Valioso en 1954 --también campeón de bateo-- y 1965. Ganó 12 Guantes de Oro, jugó 24 Juegos de Estrellas, jugó 22 temporadas e ingresó al Salón de la Fama en 1979.

Orlando Cepeda
El primera base puertorriqueño estuvo en dos Series del Caribe con equipos de su país, Santurce en 1959 y Caguas en 1960, bateando para .304, con par de jonrones y siete remolcadas. Pegó 14 hits en 12 juegos, incluyendo cinco extrabases. Debutó en Grandes Ligas el 15 de abril de 1958 y fue Novato del Año, Jugador Más Valioso en 1967, jugó 17 temporadas, estuvo en nueve Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 1999.

Atanasio “Tony” Pérez
El cubano es el inmortal que más Series del Caribe jugó, con cuatro, todas con equipos de Puerto Rico, Ponce en 1970 --ya tenía 97 de sus 379 jonrones en MLB--, Santurce en 1971 y 1973, y Caguas 1979 --para entonces ya tenía 310 jonrones en MLB--. En dos bateó arriba de .400 y en las otras dos, más de .300. Promedió .400 en 25 partidos, con tres jonrones y diez producidas. Debutó en Grandes Ligas el 26 de julio de 1964, jugó 23 temporadas, siete Juegos de Estrellas, cinco Series Mundiales e ingresó al Salón de la Fama en 2000.

Reggie Jackson
El jardinero derecho estadounidense jugó con los Cangrejeros de Santurce, Puerto Rico, en la Serie del Caribe de 1971 --cuando ya tenía 100 de los 563 jonrones que dio en Grandes Ligas--, pero sólo bateó para .182, con un jonrón y dos producidas. Apenas pegó cuatro hits, tres extrabases, en 22 turnos. Debutó en Grandes Ligas el nueve de junio de 1967, fue el Jugador Más Valioso en 1973, jugó 21 temporadas, 12 Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 1993.

Rod Carew
El segunda base panameño apareció como manager-jugador con los Tigres de Aragua, Venezuela, en la Serie del Caribe de 1972 --ya tenía 675 hits de los 3,053 que dio en MLB-- y bateó para .400, al dar ocho hits en 20 turnos. Como manager tuvo marca de 3-3. Debutó en Grandes Ligas en 1967, fue Novato del Año, jugó 19 temporadas, Jugador Más Valioso en 1977, jugó 15 Juegos de Estrellas, ganó siete títulos de bateo e ingresó al Salón de la Fama en 1991.

Gary Carter
El receptor estadounidense jugó en la Serie del Caribe de 1974 con los Criollos de Caguas y bateó .350, con un jonrón y tres producidas, quedó en el cuadro ideal como mejor receptor. Debutó en Grandes Ligas el 16 de septiembre de 1974, jugó 19 temporadas, diez Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 2003.

Mike Schmidt
El tercera base estadounidense apareció en la Serie del Caribe de 1974 con los Criollos de Caguas y apenas bateó .143, al dar par de sencillos en 14 turnos en cinco juegos. Debutó en Grandes Ligas el 12 de septiembre de 1972, jugó 18 campañas, pegó 548 jonrones, jugó diez Juegos de Estrellas, tres veces fue Jugador Más Valioso, ganó diez Guantes de Oro, fue líder de jonrones en ocho temporadas e ingresó al Salón de la Fama en 1995.

Eddie Murray
Es el último inmortal que ha visto acción en una Serie del Caribe, y lo hizo en 1977, con los Criollos de Caguas. Bateó .273, con una producida. Debutó en Grandes Ligas el siete de abril de 1977, fue Novato del año, jugó 21 temporadas, pegó 3,255 hits, 504 jonrones, jugó seis Juegos de Estrellas e ingresó al Salón de la Fama en 2003.

Martín Digo
Pitcher de las Ligas Negras que no jugó Grandes Ligas. Como lanzador no participó en una Serie del Caribe, sólo como manager en 1953, con los Leones de Caracas, cuando compiló marca de 1-5 y ocupó el último lugar. Ingresó al Salón de la Fama en 1977.

Tom Lasorda
Lanzó en las Series del Caribe de 1956 con Caguas y 1959 con Almendares. Tiró en tres juegos y le hicieron 13 carreras --11 limpias-- en 7.2 entradas lanzadas. Fue manager de los Tigres de Licey, de Dominicana, en 1973 y 1974, y logró coronarse campeón de la Serie del Caribe en el primer año. Compiló marca de 8-4. Debutó como manager en MLB con los Dodgers de Los Ángeles el 29 de septiembre de 1976, ganó 1,599 partidos y dos Series Mundiales, e ingresó al Salón de la Fama en 1997.

Frank Robinson
Participó como manager en dos ocasiones con los Cangrejeros de Santurce en 1971 y 1973. En el primer año tuvo marca de 2-4 y después de 3-3. Debutó en Grandes Ligas como jugador el 17 de abril de 1956 y como manager-jugador el ocho de abril de 1975 --primer timonel afroamericano en MLB-- con un jonrón en su primer turno. Jugó 21 temporadas y dirigió en 16 en las Mayores. Ingresó al Salón de la Fama en 1982.