Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un jonrón con las bases llenas de Antonio Pacheco decidió ayer el juego de veteranos del béisbol cubano, celebrado en el estadio “Guillermón Moncada”, de esta ciudad, la segunda en importancia en el país.

Pacheco mandó la pelota a las gradas ante una recta del veloz Lázaro de la Torre, en la parte final del último capítulo y con dos outs en la pizarra, para validar su condición de bateador poderoso y oportuno.

La conexión del otrora capitán de la selección nacional cubana le dio el triunfo a Orientales 11-7 ante un público que vivió momentos de delirio gracias a la actuación de su ídolo.

Pacheco, de 44 años de edad, dirige el equipo de esta ciudad, al cual llevó a la final del Campeonato Cubano en las tres últimas temporadas, con dos títulos alcanzados.

La mayoría de los más de 20 mil aficionados presentes en el “Guillermón Moncada” se marcharon a sus casas felices tras el partido, en el cual vieron en acción a muchas de las luminarias de antaño.

Otros, tras el espectacular cierre del choque, creen que el partido de las estrellas, previsto para hoy en el mismo escenario, será un juego más.

Ganó Osvaldo Duvergel, perdió Lázaro de la Torre. Jonrones: Antonio Pacheco y Juan Manrique.

El partido se jugó a cinco entradas, y los lanzadores abridores fueron Jorge Luis Valdés y Braudilio Vinent, dos de los máximos ganadores en la historia del béisbol cubano.

Gourriel gana derby de jonrones
El internacional Yulieski Gourriel ganó el derby de jonrones previo al juego de las estrellas.

Gourriel, campeón olímpico en Atenas-2004, bateó seis jonrones en la primera vuelta, la misma cantidad que Joan Carlos Pedroso, lo cual obligó a una ronda de desempate.

Entonces, Pedroso logró conectar un solo cuadrangular y Gourriel la sacó del “Guillermón Moncada” en dos ocasiones consecutivas.

En el derby de jonrones participaron los mejores sluggers del campeonato, entre ellos el líder Alexei Bell, del equipo de Santiago de Cuba, quien dejó a los asistentes con deseos de aplaudir sus conexiones al lograr solo un batazo más allá de las cercas.

De los veteranos que también participaron en la prueba de jonrones, ganó Víctor Mesa, con una lineazo espectacular que sobrepasó la cerca del jardín izquierdo, para deleite de los presentes, quienes olvidaron que uno de los concursantes era el ídolo local Antonio Pacheco.

Mesa, también ganó en activo un derby, entonces en porfía con Orestes Kindelán, el primero en cuadrangulares en la historia del béisbol en el país.