•   BUENOS AIRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Lionel Messi, el astro de la selección de fútbol de Argentina de cara al Mundial de Sudáfrica-2010, entrenó hoy con normalidad tras el golpe en una rodilla que lo obligó ayer a dejar una práctica y devolvió la calma al plantel que conduce Diego Maradona. "Fue un susto en el momento, pero enseguida 'Leo' me dijo que era un choque nada más y que no sentía nada", explicó el capitán albiceleste Javier Mascherano a la prensa con un suspiro de alivio.

Messi había chocado con Mascherano ayer durante una práctica de cara al amistoso del lunes frente a Canadá. Tras el golpe, el astro argentino debió abandonar inmediatamente la práctica para ser revisado por médicos del plantel y encendió la alarma del cuerpo técnico ante la posibilidad, luego descartada, de una lesión de importancia a sólo 20 días de la cita mundialista.

Pero Messi se mostró hoy totalmente recuperado y anotó incluso un gol durante el partido de entrenamiento al que tuvo acceso la prensa en el predio de la Asocación del Fútbol Argentino (AFA) en Ezeiza (periferia sur).

Pese a la buena forma que mostró, Maradona prefirió que sólo jugara el primer tiempo del ensayo para preservar a la joya del equipo tras el susto. "Messi está bien, fue un golpe nada más", comentó el mediocampista Juan Sebastián Verón al término de la práctica de la que estuvo marginado para permitir su recuperación física luego de los partidos que jugó para su equipo, el argentino Estudiantes de La Plata, por la Copa Libertadores de América.