•  |
  •  |
  • END

Nota 16 de 32
En 2006 vimos a Serbia y Montenegro que como integrante de Yugoslavia, había estado en ocho Copas.

En este 2010, los serbios batallando en el Grupo D, se presentan por vez primera sin compañía y con una llamativa advertencia: ganaron con autoridad el Grupo 7 de Europa, enviando a Francia al repechaje. Así que no son mancos.

¿Se les puede considerar aspirantes a los octavos de final? Su debut contra Ghana el 13 de junio, permitirá valorar su potencial con precisión, antes de medirse con Alemania el día 18 y fajarse con el difícil Australia el 23. Un equipo que ganó 7 juegos, empató 1 y perdió 2, consiguiendo 22 puntos, pretende ser un sobreviviente.

En las eliminatorias, el objetivo que Serbia se metió entre ceja y ceja, fue borrar la actuación en el Mundial de Alemania, cuando perdió los tres partidos que disputó, incluyendo la humillante goleada por 6-0 frente a los argentinos. La contratación del técnico Radomir Antic, resultó clave para la realización de una gran campaña en la fase clasificatoria.

Según el símbolo del equipo, Dejan Stankovic, el nuevo adiestrador provocó una transformación, tanto en la mentalidad de los jugadores como en el estilo de juego. Desplegando un fútbol vistoso, ofensivo y con gran entrega, Serbia se mostró muy competitivo, asegurando su boleto. La firmeza de su defensa, fue destacada por los analistas.

Con dos fechas pendientes, Francia todavía era un serio peligro para el intento de liderazgo, y Serbia necesitaba un triunfo para espantar complicaciones.

Y la consiguió arrollando a Rumania por 5-0, obteniendo de esa forma un reconocimiento completo a su esfuerzo.

Finalmente, Serbia se impuso cómodamente en un grupo que compartió con Francia, Austria, Lituania, Rumania e Islas Faroe. Sumó 22 puntos, uno más que los franceses, y terminó con una buena diferencia goleadora, 22 a favor y apenas 8 en contra. Estas cifras como respaldo de un rendimiento global muy eficiente, indican sin el menor atrevimiento, que los serbios disponen de las armas para fabricar serias complicaciones a cualquier adversario.

Los expertos apuntan que entre sus futbolistas más importantes se encuentra Nikola Zigic, del Valencia, dueño de un gran cabezazo y con gran velocidad inusual; también se destaca Branislav Ivanovic, un defensor con buen juego aéreo que se lleva muy bien con las redes contrarias. Sin embargo, el líder del equipo es un viejo conocido: Stankovic, volante que milita con el Inter ganador de la Champions. Serbia no va a Sudáfrica de paseo, quiere hacer ruido.

Su probable alineación, utilizando un 4-4-2, puede ser la siguiente: Vladimir Stojkovic, del Wigan inglés, custodiando la cabaña; el consistente Nemanja Vidic, mastín del Manchester, Neven Subotic del Borussia con 6 pies 4 pulgadas, Branislav Ivanovic, del Chelsea y Aleksandar Lukovic del Udinese en la defensa; el caudillo Dejan Stankovic del Inter, Nenad Milijas del Wolverhampton inglés, Milos Krasic del CSK ruso, y Milan Jovanovic del Standard belga, en el medio; en tanto Nikola Zigic del Valencia y Marko Patelic del Ajax holandés, proyectándose ofensivamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus