•  |
  •  |
  • END


El lanzador dominicano José Lima murió de un infarto fulminante la madrugada del domingo en su casa en Los Ángeles, California, informaron a ESPNdeportes.com relacionados y familiares.

“José se quejó mientras dormía, pensaba que tenía una pesadilla. Llamé a los paramédicos, pero no pudieron hacer nada”, dijo Dorca Astacio, esposa de Lima. “Fue un ataque masivo”, agregó.

“Era un hombre lleno de vida, sin aparentes problemas físicos y con muchos planes y proyectos en agenda”, dijo Astacio.

Luchy Guerra, quien trabajó por dos décadas como coordinadora de asuntos latinoamericanos en la organización de los Dodgers, fue la primera persona contactada por la esposa del fallecido.

“Cuando llegué a la casa no creía que podía ser cierto. José estaba lleno de vida y jovialidad como siempre fue. No lo creía”, dijo Guerra. Guerra dijo a ESPNdeportes.com que Lima recientemente había fundado una academia de béisbol para niños y jóvenes de Los Ángeles y que se mantenía colaborando con el programa Alumni de los Dodgers.

“Cenamos en un restaurant anoche y solamente hablaba de eso y de todo lo que podía hacer con esa academia”, aseguró Astacio.

La Oficina del Forense de Los Ángeles informó a la familia Lima que el cuerpo del fenecido pelotero no estaría disponible para ser entregado hasta el miércoles.

La familia confirmó que Lima sería sepultado en suelo dominicano.

El serpentinero era reconocido por su carisma y emotividad en el montículo. Fue por eso que en Estados Unidos a sus salidas le decían “Lima Time”, aunque ello en muchas ocasiones le generó choques con bateadores contrarios.

Luego de brillar con los Astros en sus últimos años en el Astrodome, Lima se desinfló al mudarse al Minute Maid Park, pero nunca perdió su sentido del humor ni el histrionismo que siempre lo caracterizó. “Tenía la virtud de alegrar el ambiente y eso es lo que siempre hacía cada vez que me lo encontraba”, dijo el dueño de los Dodgers, Frank McCourt.

McCourt recordó el día que Lima cantó el himno de Estados Unidos previo a un juego en casa en 2004.

En su travesía por el béisbol tras las mayores lanzó en Corea del Sur, Japón, México y hasta en varias ligas independientes en los Estados Unidos. Lima, de 37 años, tuvo marca de 89-102 en Grandes Ligas en 13 temporadas con Detroit, Houston, Kansas City, Dodgers de Los Ángeles y Mets de Nueva York. Ganó 21 partidos con los Astros en 1999, pero no regresó a las ligas mayores después de que fue despedido por los Mets con marca de 0-4 en 2006.

Su ex compañero con los Dodgers, Guillermo Mota, dijo que a Lima le encantaba departir con los fanáticos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus