•  |
  •  |
  • END

Nota 18 de 32

Considerado dos veces “Campeón sin corona”, en 1974 con el indómito y brillante Johan Cruyff en el ruedo, y en 1978, sin el aporte de su más grande super-astro, pero una tropa ágil y de gran profundidad, Holanda, la maravillosa “Naranja Mecánica”, buscará atrapar por fin ese título tan esquivo, con una ofensiva tan violenta y funcional, como las que hemos visto resplandecer y apagarse en las últimas Copas.

La nueva generación de jugadores holandeses, parece estar lista para asumir la gran responsabilidad, después que el equipo se perdió la cita de 2002 en Corea y Japón, y fue eliminado por Portugal hace cuatro años en octavos de final durante el Mundial germano. Ahora van en busca de la grandeza, varias veces acariciada y finalmente perdida. Ese doble “Waterloo” sufrido contra Alemania y Argentina en los años 74 y 78, todavía taladra corazones en Holanda.

El equipo que dirige Bert Van Marwijk como reemplazo de Marco Van Basten, impresionó marcando 17 goles y permitiendo sólo 2 en 8 juegos, sin perder puntos en la fase de clasificación. Su primer juego, será una prueba durísima contra el impetuoso Dinamarca el 14 de junio, luego enfrenta a Japón el 19, y cierra con el peligroso Camerún el 24. Este Grupo E, es de los más complicados en esta Copa.

La rapidez y flexibilidad de Arjen Robben, el olfato y capacidad de penetración de Rafael Van Der Vaart, esa voracidad de Robin Van Persie y la versatilidad de Wesley Sneijder, son los grandes soportes de las pretensiones naranjas.

¡Qué convincente fue la campaña previa de ésta Holanda siempre temida por su profundidad ofensiva! Revisen esto: doblegó 2-1 a Macedonia, con goles de Heitinga y Van der Vaart; luego, saltó 2-0 sobre Islandia; continuó con Van Bommel garantizando la victoria sobre Noruega 1-0; en el último juego de la primera vuelta, Holanda liquidó a Escocia 3-0 con goles de Huntelaar, Van Persie y Kuyt. El oleaje naranja siguió prevaleciendo goleando a Macedonia 4-0 con dardos de Kuyt, Huntelaar y Van der Vaar; superando a Islandia 2-1; ahogando 2-0 a Noruega, y apretando 1-0 a Escocia con gol de Elías, del Hamburgo.

Listos para fajarse en Sudáfrica estarán, Maarten Stekelenburg del Ajax en el portón naranja; Joris Mathijsen del Hamburgo y André Ooijer del PSV como pilares centrales en el fondo, con John Heitinga del Everton inglés y Giovanni Van Bronckhorst del Fejenoord cubriendo los costados; Mark Van Bommel del Bayern alemán y Nigel de Jong del Manchester inglés, en el centro del terreno, detrás de ese abanico formado por Rafael Van Der Vaart del Real Madrid, el incontrolable Wesley Sneijder del Inter y ese jugador electrizante que es Arjen Robben del Bayern, con Dirk Kuyt del Liverpool en punta. Sin duda, un gran equipo visto desde cualquier butaca, al revés o al derecho.

¿Quieren chequear el banco? Ahí están Robin Van Pierse del Arsenal, ya lo suficientemente recuperado para hacerse sentir en la trinchera; el incisivo Ryan Babel del Liverpool, Dirk Klaas Huntelaar del Milan y el crecido Ibrahim Afellay del PSV casero. Van Marwijk borró de la lista a Rudd Van Nistelrooy del Hamburgo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus