•  |
  •  |
  • END


Imposible olvidar a la Dinamarca explosiva del Mundial Azteca en 1986, con Laudrup, Larsen, Olsen y Nielsen, apagada bruscamente por la España de Butragueño después de acribillar 6-1 a Uruguay, derrotar a Alemania y pasar encima de Escocia. También es recordable el bravo equipo danés que fue ganador de la Eurocopa en 1992, derrotando 2-0 a Alemania. Este equipo modelo 2010 es consistente y puede conseguir un gran crecimiento.

Va Dinamarca a su cuarta Copa con la experiencia de haber avanzado a cuartos de final en Francia 1998 y llegar a los octavos en Corea y Japón 2002. Así que, en cada oportunidad ha superado la fase de grupos, lo que compromete a su entrenador Morten Olsen, manejador de los hilos del equipo desde 2000. Su principal argumento es una ofensiva “marca” dinamita pura, experta en contragolpear con rapidez en forma mortífera, contar con el soporte de una defensa dura en todo sentido, y la realización de un trabajo intenso en el medio. Su debut en Sudáfrica será de mayúscula exigencia enfrentando a Holanda el 14 de junio; batallando con Camerún el día 19 y cerrando con Japón el 24. Dinamarca consiguió el boleto tras lograr el primer puesto en el Grupo 1. En la previa, los daneses no entraban en los cálculos del más optimista ya que compartía la zona con Portugal y Suecia, sin embargo, el equipo de Morten Olsen ganó 6 partidos, empató 3 y sólo perdió en la última fecha, estando ya clasificado, ante Hungría.

Sus columnas más importantes son Christian Poulsen, el dinámico centrocampista del Juventus italiano, con un impresionante radio de acción; el capitán Jon Tomasson del Feyenoord; el joven atacante del Arsenal Nicklas Bendtner de rápida evolución hacia el estrellato; y el jefe de la defensa, Daniel Agger del Liverpool, un verdadero mastín. Hay que mirar a Martin Jorgensen, un jugador de mucha penetración, y naturalmente a Dennis Rommedahl del Ajax, con 32 años y 92 veces internacional.

El equipo danés cuenta con la combinación adecuada de veteranía y juventud, y su atrevimiento ofensivo permite considerar que su duelo con Holanda en Johannesburgo, será de gran voltaje. Dinamarca es capaz de provocar un impacto. La más reciente referencia entre estos equipos, fue el empate 1-1 registrado el 29 de mayo de 2008 en Eidhoven, con goles de Van Nistelrooy por los naranjas y Poulsen por los daneses. “Estamos en capacidad de vencer a cualquier equipo”, ha advertido con seriedad Tomasson.

El arquero será Thomas Sorensen del Stoke City inglés, quien le ganó la pelea a Stephan Andersen; en la retaguardia, Daniel Agger del Liverpool y Simón Kjaer del Palermo italiano, estarán por el centro, en tanto William Kvist y Michael Jakobsen se mueven por los sectores derecho e izquierdo; los Poulsen, Christian del Juventus italiano, tan incidente, y Jakob, funcionarán en la contención y la organización; Jon Thomasson adelante, con el apoyo por las bandas de Dennis Rommendahl y Lars Martin Jorgensen, mientras el incisivo, oportuno y decisivo Nicklas Bendtner del Arsenal, apareciendo como un tigre en el área. Un equipo altamente peligroso.


dplay@ibw.com.ni