•  |
  •  |
  • END

La Selección Nacional de Fútbol regresa hoy de Brasil, en tanto el equipo de Antillas Holandesas confirmó su llegada para mañana al mediodía con 19 jugadores. El duelo eliminatorio mundialista entre los dos equipos será éste miércoles 6 de febrero en Diriamba (3:00 p.m.).

Por vez primera, un equipo nacional pinolero es sometido a un fuerte entrenamiento y constantes juegos de fogueo en el extranjero, aprovechando la conexión con la Escuela de talentos de los Tigres do Brasil.

Esta tarde, a eso de las dos, se ofrecerá una Conferencia de Prensa en el Hotel Crowne Plaza en la que no se podrá contar con el Presidente de la Fedefut, Julio Rocha, quien salió urgentemente hacia Zurich, para participar en una reunión, regresando el miércoles a tiempo del juego.

Sobre el equipo de Antillas, hay que destacar la presencia de jugadores de sus filas que militan en el exterior. Los rivales de nuestra escuadra entrenaron la mayor parte del tiempo en Holanda.

En el cuerpo técnico aparecen Leen Looyen (Director Técnico), Etienne Siliee (Asistente), Gertjan Steendam (Team Manager en Holanda), Wallid Elhage (Médico); Sander Van Dijk y Ludwing Helena (Fisioterapistas); Eulogio Leocadia (Masajista) y Remko Bicentini (Utilero).

Los jugadores son Angelo Cijntje, Dyron Daal, Wencho Farell, Antón Jongsma, Leon Kantelberg, Tyrone Loran, Lennox Mauris, Benjamín Martha, Shelton Martis, Robin Nelisse, Marcello Pisas, Revy Rosalia, Rocky Siberië, Orlando Smeekes, Nyron Wau, Djuric Winklaar, Angelo Zimmerman, Shanon Carmelia y Giovanni Franken.

Pero también integran la delegación el presidente de la Federación antillana, Rignaal Francisca, además de Nelson María, Remfis Donker, Franklin Mathilda y Graciela Elhage.

El equipo de Antillas Holandesas reconocerá mañana mismo el campo de juego del Estadio Cacique Diriangén, después que lo haga la Selección Nacional, y se marcharán del país el propio 6 de febrero, después del partido.

En el caso de Nicaragua, también llegan como invitados personalidades importantes. Arribará al país, el nica-brasileño Miguel Larios, dueño de la escuela de talento de los Tigres do Brasil, donde se entrenó la Selección por 40 días, acompañado por el presidente de la Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro, Rubén Lopes.