•  |
  •  |
  • END

Las grandes escopetas están escasas y la que utiliza el zurdo de los Orioles, Erik Bedard, está altamenta valorada, después de registrar una impresionante actuación antes de lastimarse con balance de 9-1 y 2.65 en sus últimas 14 aperturas, ponchando a 11.2 adversarios cada nueve entradas. Nada que ver con el 4-4 y 3.72 en sus primeros 14 trabajos.

Bedard, que ganó 15 y perdió 11 en 2006, abriendo 33 juegos, cinco más que los 28 de 2007, cuando salió de escena antes de caer el telón con 13-5 y 3.83 pero 221 ponches en 182 episodios, es el objetivo de varios equipos, con mayor interés de los Marineros de Seattle, que pretenden juntarlo con el venezolano Félix Hernández en lo que sería una temible combinación 1-2.

El prospecto Adam Jones, un jardinero de grandes posibilidades a corto plazo, encabeza el grupo de peloteros que los Marineros entregarían a los Orioles por el zurdo de 29 años, quien cobró casi tres millones y medio en 2007, y se someterá a arbitraje este año en busca de 8 millones, muy por debajo de Vicente Padilla.

La rotación de los Marineros incluye a Jarrod Washburn, Carlos Silva y Miguel Batista, con Brandon Morrow atento a la abertura de cualquier espacio. De soltar a Bedard, el pitcheo de los Orioles, número 13 de la Liga en las consideraciones previas, sólo encima del que presenta Texas, se deslizaría hasta el fondo del barril.