•  |
  •  |
  • END

Kobe Bryant anotó 29 puntos y Derek Fisher agregó 16 para conducir a Los Angeles a una victoria de 91-84 sobre los Boston Celtics y darle a los Lakers una ventaja de 2-1 en la serie final por el campeonato de la NBA.

Bryant encestó 25 puntos en los tres períodos iniciales, pero no anotó en los primeros 10 minutos del último. Ese fue el momento en que Fisher se hizo cargo, añadiendo cuatro canastas cruciales después de que Boston redujo a un solo punto una ventaja de 17 unidades que los Lakers tenían en la primera mitad.

Los Lakers recuperaron la ventaja de locales que habían perdido cuando Boston les ganó el segundo partido de la serie, a ganar cuatro de un máximo de siete encuentros en Los Angeles.

Pau Gasol y Andrew Bynum recuperaron 10 rebotes cada uno para los Lakers.

Kevin Garnett, que sólo metió seis puntos en la victoria de Boston el domingo, encestó 25 en el tercer partido. Pero Ray Allen, que hizo 32 unidades en el segundo encuentro, falló sus 13 intentos el martes y se quedó a uno de la marca de más oportunidades desperdiciadas de la historia de las finales de la NBA.

Los Celtics tenían grandes esperanzas después de haber dividido victorias en sus primeros dos partidos en Los Angeles.

Sin embargo, los gritos de "Derroten a L.A." en el TD Garden no fueron suficientes para compensar por un mal desempeño a la hora de tirar a la canasta.

Los Lakers llegaron a amasar una ventaja de 17 puntos en el primer tiempo, pero Boston la remontó a sólo cuatro a finales del tercer período. Luego se colocaron a sólo un punto en 68-67 al comienzo del cuarto con ofensivas consecutivas de Glen Davis y de Rajon Rondo.

Los Celtics tuvieron la posibilidad de ponerse en ventaja, pero Allen cometió una falta ofensiva y lejos de donde estaba el balón.

Fisher avanzó para un enceste debajo de la canasta en el otro lado de la pista para ampliar nuevamente la ventaja a tres puntos para los Lakers y luego encestó cuatro de los siguientes cinco encestes de los Lakers para darles una ventaja de cinco puntos cuando quedaban 4 1/2 minutos por jugarse.

"Teníamos que mantener la concentración y entender que iban a intentar una ofensiva y eso fue lo que hicimos. Ellos intentaron avanzar pero nunca tuvieron el control completo del partido y nosotros hicimos los tiros importantes cuando los necesitamos", comentó Bryant.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus