•  |
  •  |
  • END

SANTIAGO.- Mendy López y Rafael Furcal empujaron una carrera cada uno con sencillos y las Águilas Cibaeñas mantuvieron su invicto al superar tres por una a Venezuela (Tigres de Aragua) en el segundo partido de la jornada dominical en la Serie del Caribe.

Las Águilas (2-0) empataron en el primer lugar con los Tigres del Licey, que a primera hora superaron 2-1 a México (Yaquis de Obregón) en once entradas. El conjunto aguilucho volvió a madrugar, aunque no en la misma proporción que el día anterior, al marcar dos carreras en el primer episodio.

El zurdo Andrew Lorraine se complicó la existencia al bolear al primer bateador Rafael Furcal, quien avanzó a tercera con hit de Brayan Peña. Lorraine dominó al peligroso Miguel Tejada con rodado al box y a Edwin Encarnación con otro batazo similar por los predios del campocorto, pero Furcal anotó. Mendy López impulsó a Peña con un largo sencillo que pegó en la pared del jardín izquierdo.

Un cuadrangular solitario de Luis Ugueto a costa del abridor de las Águilas, Derek Lee, acercó 2-1 a los Tigres venezolanos en el tercer inning. República Dominicana agregó otra importante carrera en el séptimo (3-1) después de dos outs, mediante doble de Freddy Guzmán por el prado derecho e incogible de Furcal al central. Venezuela amenazó durante gran parte del encuentro, pero no pudieron capitalizar por la falta del batazo oportuno.

En el cierre del séptimo colocaron hombres en primera y tercera con dos outs contra el taponero Joel Peralta. No obstante, Randy Choate lo reemplazó y ponchó a Selwyn Langaine para terminar la rebelión. En el octavo el equipo que dirige Buddy Bailey puso corredores en segunda y primera contra Dennis Bautista, pero Arnaldo Muñoz, que lo sustituyó, en combinación con el inicialista Mendy López, sorprendió a Alexis Núñez para cerrar la entrada.

De manera que Muñoz apagó el fuego sin la necesidad de hacer ni un pitcheo. Ganó Francisco Cruceta y salvó Muñoz. Perdió Lorraine (0- 1), a quien en cinco entradas le marcaron dos carreras, ambas limpias, y cuatro hits. Concedió dos bases y no ponchó a nadie.