•   CIUDAD DEL CABO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El técnico uruguayo, Óscar Tabárez, se declaró hoy satisfecho con el empate 0-0 de su equipo contra Francia en su debut en el Mundial sudafricano, aunque manifestó no estar conforme con el juego de la 'Celeste' en el encuentro.

"Fue un partido tan duro como lo esperábamos. Quedamos conformes, de acuerdo a lo que se vio en el partido, con el resultado que conseguimos", explicó el seleccionador en la rueda de prensa tras el encuentro disputado en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo. "Pero no con el juego que realizamos. Teníamos otra idea", admitió Tabárez. "Nosotros no pudimos explotar ciertas cosas que queríamos hacer, sobre todo de tener pelotas bien jugadas a espaldas de los mediocampistas de Francia", agregó.

El técnico también reconoció que la expulsión de (Nicolás) Lodeiro "hizo que la prioridad fuera defenderse y tratar de salvar el resultado", durante los últimos minutos del partido, que los 'charrúas' disputaron con un jugador menos, atrincherados delante de su portería para conseguir un punto.

Tabárez insistió en mostrarse satisfecho con el empate. "Considerando los antecedentes que tiene Francia, con futbolistas que han jugado la final de 2006, el mismo enterenador, un poder económico superior y una organización también superior, debemos ubicarnos en la realidad y que el empate tampoco es un mal resultado, de acuerdo a lo que fue el partido", afirmó. "Lo que nos salvó hoy es que el equipo está bien preparado", admitió, antes de señalar una falta de rodaje por los pocos partidos disputados en los últimos meses.

Según él, como Sudáfrica y México empataron 1-1 en el otro partido por el grupo A, el próximo partido será importante: "Como hubo un empate también en el otro partido, la segunda jornada toma otra dimensión. Ahora los resultados de esta segunda fecha pasan a ser más importantes aún", explicó.

Tabárez admitió haber sido sorprendido por el sistema con el que Francia empezó el partido, al dejar el 4-3-3 de los últimos partidos por un 4-2-3-1. "Hoy Francia jugó como en los últimos siete años y no como jugó los otros partidos de preparación. Quizá nos sorprendió en su momento. Y hubo que corregirlo sobre la marcha con las dificultades que hacerse sentir en estos partidos que se están jugando acá en Sudáfrica", explicó, en alusión al bullicio que reina en los estadios.