•   JOHANNESBURGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El delantero francés Nicolas Anelka fue expulsado hoy de la selección francesa que disputa el Mundial-2010 en Sudáfrica por los presuntos insultos que profirió contra el técnico Raymond Domenech en el descanso del partido perdido el jueves con México (2-0).

El delantero habría tenido una discusión de tipo táctico con el seleccionador, lo que habría desembocado en graves insultos por parte del jugador. "Que te den por el culo, (sucio) hijo de puta", habría dicho el atacante, una frase con la que abrió el diario L'Equipe su tapa de hoy. Según publicó el diario, en el descanso del partido contra los aztecas, cuando el resultado era aún de 0-0, el técnico "le pidió sólo que parara de moverse permanentemente, de cambiar de zona por iniciativa propia y que se quedara más en punta, más cerca del área", publicó el diario parisino.

Anelka habría contestado sus explicaciones tácticas y Domenech habría amenazado entonces con sustituirlo, tras lo cual Anelka lanzó el exabrupto. "OK, sales", habría replicado Domenech y fue André-Pierre Gignac el que jugó el segundo tiempo en lugar del atacante del Chelsea.

Este incidente provocó la intervención de la federación francesa y la decisión de expulsarlo, por lo que el jugador tenía planeado dejar por la noche el lugar de concentración de la selección francesa en Knysna.

Rechaza disculparse públicamente
"Tras ser informado anoche del incidente grave ocurrido en el descanso del partido Francia-México, el presidente de la Federación, Jean-Pierre Escalettes, pidió a Nicolas Anelka, en presencia del capitán Patrice Evra, que presentara disculpas oficialmente a la opinión pública francesa y que lamentara sus palabras ante Raymond Domenech, el cuerpo técnico y los 23 jugadores de Francia", explicó la Federación Francesa (FFF).

"Ante el rechazo del jugador a disculparse públicamente, se tomó la decisión de acuerdo con el seleccionador y los miembros de la delegación oficial presentes en Knysna de excluir a Nicolas Anelka del grupo", añadió el organismo en su comunicado.

El propio jugador admitió después en una entrevista con la web del diario France Soir que tuvo "una acalorada discusión" con Domenech "en el secreto del vestuario", pero rechazó haber dicho lo que se publicó en la prensa. "Tengo que señalar que las palabras publicadas en la prensa no son mis palabras", afirmó.

Sarkozy califica de "inaceptable" el incidente
Tras conocer la portada del periódico, el presidente del país, Nicolas Sarkozy, calificó de "inaceptable" el incidente en caso de confirmarse su veracidad, mientras que el director técnico nacional (DTN), Gérard Houllier, manifestó estar "conmocionado" por el escándalo.

Anelka no participó en el entrenamiento de hoy, que tuvo lugar antes de dar a conocerse su expulsión del equipo, y tras conocerse su exclusión, una popular cadena de hamburgueserías del país, que había llegado a un acuerdo publicitario con el jugador, anunció que retiraba los carteles con su imagen.

En su artículo titulado "Insultos, sonrisas burlonas y consternación", L'Equipe describía además un gesto de Yoan Gourcuff, al término del partido con México, para esquivar la mirada y el contacto con Franck Ribéry, "como si el primero de la clase dejara lugar al cabecilla del colegio por miedo a llevarse un golpe".

El clima del equipo hacia la prensa fue también tenso al final del encuentro, cuando William Gallas, que durante la concentración en Sudáfrica ha optado por no hablar con los periodistas, levantó el dedo con ánimo ofensivo cuando desde la televisión TF1 se le pidió una valoración del encuentro. El diario L'Equipe apuntó además que la relación entre los jugadores no pareció especialmente cordial en el vuelo de regreso de Polokwane a George (a 50 kilómetros del 'cuartel general' en Knysna), con la mayoría optando por ponerse auriculares "para evitar hablar con su vecino", según el periódico.

La estancia de los 'Bleus' en Sudáfrica había comenzado con varias polémicas, entre ellas el conflicto de Gallas con la prensa y las acusaciones de la secretaria de Estado para el Deporte, Rama Yade, sobre el exceso de lujo en el que, a su juicio, estaban alojados los jugadores en Knysna.

Francia está con un pie y medio de Sudáfrica tras caer 2-0 con México, con un empate y una derrota, lo que le hace estar a tres puntos de los colíderes del grupo A, uruguayos y aztecas, que se miden entre sí en la tercera y última fecha. Un empate valdría a los equipos latinoamericanos para pasar a octavos.