•  |
  •  |
  • END

La emoción está reservada para el final. Bóer y Jinotega cruzaron disparos ayer en el Estadio Nacional Denis Martínez de Managua y las consecuencias fueron una herida de muerte para cada uno, que extiende la batalla por clasificar a semifinales del ‘Germán Pomares’.

Ahora ambos clubes están en segundo lugar con registro idéntico de 15-11, empatados con la Costa Caribe, que posee 13-9, que los deja a un partido de diferencia de los líderes Estelí y Rivas.

En el primer duelo, el manager de la Tribu, Noel Areas, depositó sus esperanzas en el brazo de tiros retorcidos de Diego Sandino, que como buen ‘General’ se posesionó de la colina y sorteó el ataque de los jinoteganos hasta entregarlos vencidos 3-2 en siete episodios.

Para Sandino (9-10) en balance general, representó una salida más de orden eficaz al servicio de los Indios, que careció de ofensiva y sufrió para dejar tendido en la baja del séptimo a Jinotega. Óscar Mairena se convirtió en héroe al descargar sencillo que trajo la de la victoria en los spikes de Cristian Saravia.

En el encuentro, Mario Holmann remolcó dos en el tercer inning mediante doblete ante el zurdo abridor y perdedor Francisco Rayo (5-5). En el segundo desafío, Jinotega sacó a relucir su espíritu combativo y con labor de Esteban Pérez (10-8) maniataron a los capitalinos hasta doblegarlos con score de 3-1.

Pérez se plantó en el box durante 5 innings de seis hits, dos ponches e igual bases y un golpeado. Wilder Rayo llegó al rescate en dos episodios aceptó la única carrera del Bóer. Perdió el desafío el abridor Mario Peña (12-7), quien fue a pesar de permitir una anotación en 5.1 entradas, su equipo jamas pudo remontar el marcador adverso que dejó.

Por Jinotega, Juan Blandón empujó una en el sexto y en el séptimo un racimo de metrallazos de Norwin Carrillo, Erick Morales y Juan Urbina, facilitaron dos carreras. Los Indios descontaron en la baje del inning siete, pero hasta ahí les alcanzó su ataque.