•  |
  •  |
  • END

Desde Johannesburgo.- Un empate entre Uruguay y México en Rustenburg, clasifica a los dos equipos para octavos, pero deja a los aztecas con un pasaporte al infierno en el bolsillo, porque como segundos del Grupo A por diferencia de goles tendrían que enfrentarse al temible equipo de Argentina que junta a Messi con Higuaín y Tévez, y que es visto casi con certeza, como líder imperturbable del Grupo B.

Tal como ha lucido la tropa de Maradona ningún equipo quiere ser el retador, y México, consciente de eso, necesita imponerse a Uruguay para poder escapar a ese enfrentamiento. Sólo triunfando México podrá medirse con Corea del Sur o Grecia, quien termine segundo de Argentina. En caso de empate, Uruguay sería el líder, y adiós cielito lindo para los mexicanos en la próxima parada.

¿Qué se espera? Un juego más especulativo de Uruguay que no ha permitido goles en dos juegos, y cuenta con una pareja de artilleros mete-miedo muy superiores a cualquier atacante azteca, como son Diego Forlán y Luis Suárez. México con la vitalidad y atrevimiento de tanta juventud, entusiasta y ambiciosa tratará de imponer un fútbol flexible como el que desarticuló a Francia.

En otro juego del grupo, Sudáfrica, pese a su fútbol rocoso piensa aprovechar el naufragio del barco francés para terminar de hundirlo bruscamente, esperando un derrotado entre México y Uruguay a quien pueda alcanzar en puntos sin seguridad de desplazarlo.

La pregunta alrededor de esta frágil pretensión es: ¿Cuánto interés tendrá Francia en lavar un poco la cara de su fútbol después de un oscuro empate y una amarga derrota?
Estos dos juegos, México-Uruguay y Francia-Sudáfrica, serán a las 8 de la mañana hora pinolera. En tanto, Argentina, que no cree en nadie, buscará seguramente cómo seguir impactando, liquidando categóricamente a Grecia en Polkwane.

Ayer, el periodismo argentino consideraba viable la aplicación de ciertos cambios, pero es obvio que Maradona, por la forma como piensa, seguirá con la alineación que estranguló a Corea del Sur, con Messi un poco atrás, y Tevez lanzado junto con Higuaín.

A Maradona, dueño de un orgullo tan inmenso le interesa el registro perfecto de tres victorias, y Grecia no tiene los hombres con recursos suficientes para impedirlo. De manera que los parientes de Pericles, estarán cruzando los dedos para que Nigeria derrote a Corea del Sur, y provoque un alboroto con los tres equipos igualados en tres puntos. ¿Se imaginan eso?
Como se sabe, la primera opción para resolver empates en la misma posición es la diferencia de goles, y después la cantidad de goles anotados. Si la situación persiste, ni modo, se va al sorteo.

Hoy, mañana y el jueves, serán jornadas de cuatro juegos, dos a las 8 de la mañana y los otros dos a las 12 y 30 del mediodía, en pleno horario de Doble Play.