•   BLOEMFONTEIN  |
  •  |
  •  |
  • END


El entrenador de la selección de Francia, Raymond Domenech, aseguró que existe la posibilidad de que algunos futbolistas del plantel no quieran jugar el próximo partido del Mundial contra Sudáfrica, en medio de una polémica que estalló el fin de semana
Francia debe disputar su último partido por el Grupo A contra Sudáfrica hoy, tras empatar en el debut con Uruguay y caer ante México.

“Es una posibilidad (que algunos jugadores no quieran jugar contra los anfitriones en Bloemfontein)”, dijo Domenech, quien se ha enfrentado a una rebelión de sus futbolistas en las últimas 48 horas.

“Hay que tenerlo en cuenta cuando componga el equipo”, dijo el entrenador, de 58 años, en una conferencia de prensa.

El caos en la selección gala, campeona del mundo en 1998, comenzó tras la expulsión del plantel de Nicolas Anelka por insultar al técnico. Los jugadores se negaron a entrenar el domingo en solidaridad con su compañero.

Pero, en medio, el capitán Patrice Evra protagonizó una pelea con el preparador físico y el director del equipo renunció por el escándalo.

Zidane decepcionado
El ex capitán de la selección francesa, Zinedine Zidane, negó cualquier implicación en el polvorín interno que vive la selección francesa y aseguró que está muy triste por la situación, además de afirmar que no sabe quién es el supuesto traidor escondido en el vestuario.

“Sí, estoy muy triste, al igual que mucha gente, por lo que está pasando, pero lo más triste es que estamos hablando de todo, menos de fútbol, se han dicho muchas cosas que afectan al equipo”, ha dicho Zidane, que se mostró tajante cuando fue preguntado acerca de la identidad del “traidor” del vestuario que filtró a la prensa informaciones que los códigos del fútbol se empeñan en esconder.

“No, yo no lo sé, ¿lo sabes tú?”, le preguntó Zidane a la periodista que le interpeló acerca de la identidad del chivato. “Yo estoy fuera. No sé lo que pasa en el vestuario y creo que tampoco ellos (los jugadores) lo saben”, afirmó.

En cuanto a la decisión de la Federación Francesa de expulsar a Nicolas Anelka de la concentración por haberle llamado “sucio hijo de p..” a Raymond Domenech, después de haberle mandado “a tomar por c…” y negarse a pedir disculpas, Zidane afirmó que son cosas que a veces suceden en el fútbol.

“Hay dos cosas que recordaremos del Mundial de Sudáfrica: al ganador y que los jugadores de Francia se negaron a entrenar”, afirmó Zidane, citando las palabras de un periodista, para resumir la gravedad de la situación.