•   Wimbledon, Gran Bretaña  |
  •  |
  •  |
  • END

Si bien es difícil imaginar qué otra sorpresa podrá deparar el venerable torneo de Wimbledon en su segunda semana, después de brindar el partido más largo de la historia, por lo menos un elenco estelar promete encuentros de campanillas.

¿Qué nombres aparecen en la cartelera? Roger Federer, que busca igualar un récord si gana su séptimo título en el All England Club. Rafael Nadal, ahora número uno del mundo, que espera ganar por segunda vez.

Andy Roddick, en procura de terminar con la mala suerte de haber sido tres veces finalista y tres veces perdedor. Andy Murray, a quien la reina Isabel II vio ganar, consciente de que toda Gran Bretaña ha puesto sus ilusiones en él.

También está ese par de hermanas famosas y temibles Serena y Venus Williams, que esperan librar su quinta final en familia y tercera consecutiva, y que han ganado -una u otra- ocho de los diez últimos títulos. O las belgas de oro, Justine Henin y Kim Clijsters, que vuelven a Wimbledon después de una larga ausencia. Y otra ex número uno y ganadora de Gran Slam, María Sharapova.

Todos esos nombres -por cierto cada uno de los 32 varones y mujeres que quedan en individuales- jugarán hoy lunes cuando se reanuden las acciones después del tradicional día de descanso el domingo al promediar el certamen.

Dos enfrentamientos de sumo interés son los de Serena Williams vs. Sharapova, en una reedición de la final del 2004 ganada por la rusa, y Henin vs. Clijsters, en su vigesimoquinto enfrentamiento después de ganar 12 cada una.

¿Qué otros hechos destacables?

Las condiciones climáticas fueron ideales, sin una gota de agua. Las dos finalistas del abierto francés de este mes perdieron en la primera rueda. La reina Isabel II asistió al torneo por primera vez desde 1977 y aplaudió la victoria de Murray en la segunda rueda.

El rumano Victor Hanescu, preclasificado 31, fue multado en 15.000 dólares por maldecir y escupir en dirección de un grupo que lo abucheaba.

Ha habido 28 partidos decididos en cinco sets, el mayor número en las tres primeras ruedas en Wimbledon desde 1994. Por supuesto, nada fue más impactante que el partido interminable que libraron John Isner, de Estados Unidos, y Nicolas Mahut, de Francia, a lo largo de tres días. Fue el más prolongado -de lejos- en la historia del tenis con 183 games con un total de 11 horas y 5 minutos.

El quinto set, que ganó Isner por el insólito marcador de 70-68, duró 8 horas y 11 minutos, más de hora y media, más que todo partido entero del que se tiene registro.


¿Qué más se puede esperar?