•  |
  •  |
  • END

En medio de una lluvia de golpes que duró 10 asaltos, con el corazón en los dientes y la sangre en ebullición, René Alvarado, 9 (5 KO)-0, se impuso por decisión mayoritaria a Orlando Rizo, 9 (8 KO)-2, que brindó una cátedra de resistencia y capacidad para contragolpear.

La conquista permitió al capitalino colgarse el cinturón nacional de las 122 libras.

La decisión de los jueces puede ser cuestionada por algunos, y justificada por otros, pero la verdad es que lo mostrado por estos prospectos nacionales fue sencillamente impactante.

Alvarado ganó en las tarjetas de los jueces Armando García 95-94 y Gustavo Solórzano 96-94, mientras Gustavo Jarquín la vio como empate 94-94.

El duelo fue delirante, con intercambios de metralla y un extra de coraje en cada asalto. Y eso lo reconocieron los aficionados que aplaudieron la demostración de estos gladiadores.

En el tercer asalto Rizo depositó un upper que envió a la lona a Alvarado, pero eso no amedrentó al peleador del gimnasio Roberto Huembes y mantuvo la vertical.

Un round siguiente René ripostó con una fuerte derecha que sacudió al chinandegano y lo mando al piso. El cierre de la reyerta estuvo al rojo vivo y fue digna de un Campeonato Nacional.

Por su parte, Cristian Ruiz, 15 (11 KO)-0, mantuvo su invicto y noqueó a su segundo rival en menos de una semana, después de vencer en el tercer round a Freddy Oporta.

Ruiz ha dejado claras evidencias que viene en ascenso en el pugilismo profesional y cada vez más cautiva a los aficionados por su fuerte pegada.

En otros resultados, Félix Alvarado, 4 (4 KO)-0, noqueó en el primer round a Melvin Olivares; Arnoldo Solano venció a Raúl Flores por decisión, Imer Velásquez empató con Roberto Corea y Limber Ramírez noqueó en cuatro asaltos a Rafael Castillo.

Yáder Cardoze derrotó por decisión unánime a Josué Acuña; Alcides Casco empató en cuatro asaltos con Juan Murguía; Marcos Mojica noqueó en el segundo round a Víctor Bello y Luis Betanco noqueó en el tercero a Ruddy Cordero.