•   PRETORIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Arbitros latinoamericanos del Mundial de fútbol de Sudáfrica salieron en defensa de su colegas al afirmar que el nivel de colegiados es excelente, frente a la ola de críticas que despertaron fallos polémicos. "En Sudáfrica están los mejores árbitros del mundo. Hay un muy buen nivel de arbitrajes, en mi opinión", afirmó el brasileño Carlos Simon, en una rueda de referís con la prensa en un centro de deportes de una escuela en las afueras de Pretoria.

Ningún árbitro opinó, como es regla en la FIFA, pero ronda en la mente de todos el caso del uruguayo Jorge Larrionda, quien omitió validar un nítido gol de Inglaterra en el partido que perdió con Alemania por los octavos de final (4-1). Otra decisión que causó un revuelo fue la del italiano Roberto Rosetti, quien convalidó una anotación de Carlos Tevez en posición adelantada, en el partido en que Argentina derrotó a México por 3-1, también en la ronda de octavos de final.

Acerca de la paradoja que significa que la hegemonía de las escuadras sudamericanas en el Mundial implica que los referís de esas nacionalidades no podrán pitar en los partidos decisivos, Simon respondió con una sonrisa que "no importa si tenemos que irnos".

Experiencia entretenida
El entrenamiento de referís de la Copa abierto por la FIFA a la prensa resultó una experiencia entretenida, cuando en las verdes canchas de fútbol del Ondendaal High School de las afueras de Pretoria, decenas de cronistas fueron invitados a trabajar de jueces de línea, con los banderines en las manos.

Los errores de los cronistas, incluso filmados, generaron un ambiente distendido de bromas de los colaboradores del referato y de algunos árbitros que se desquitaron de tantas críticas al verlos equivocarse. "Queremos lo mejor para nuestros países en el Mundial. Estamos felices de que puedan clasificarse", comentó Simón, de 44 años, que está asistiendo a su tercera Copa del Mundo, después de Alemania-2006 y Japón y Corea del Sur-2002.

Simon es conocido en Brasil como El Sheriff, del mismo modo que llamaban en Argentina al ex juez Javier Castrilli, famoso por su rigurosidad. El brasileño, que también es periodista, fue blanco de críticas en su país justamente por haberse negado a validar un gol de Palmeiras contra Fluminense, en 2009.

De su lado, el árbitro colombiano Oscar Ruiz aeguró que en el Mundial se están registrando fallos acertados y desacertados de los jueces, como siempre ocurre en el fútbol. "Pero observo un buen nivel en los árbitros. Considero que el nivel de arbitrajes en esta Copa del Mundo es buena", explicó.

Vuvuzelas no afectan el arbitraje
Consultado sobre el sonido enloquecedor de las vuvuzelas, las trompetas que aturden hasta provocar irritación en los estadios sudafricanos durante el Mundial, Ruiz comentó que "forman parte de una cultura y no afectan al arbitraje". "También ocurre en el estadio de Boca Juniors (la Bombonera en Argentina), o en Brasil, el estadio del Sao Paulo, o en el estadio Azteca (de México), con el ruido de la gente. Es normal", sostuvo el colegiado.

Consultado sobre el anuncio del presidente de la FIFA, Sepp Blatter, de que en el futuro la entidad estudiará el uso de la tecnología para colaborar con los fallos, Ruiz agregó que "esos temas son privativos de quienes legislan en el fútbol y no de los árbitros que debemos atenernos a las reglas tal como están".

A su vez, el referí mexicano Marco Rodríguez sostuvo que le duelen los desaciertos que pueda cometer un colega suyo en el Mundial de Sudáfrica, pero confirimó que la del arbitraje es una gran familia, profesional y unida. "Nos duele un desacierto de un colega. Somos una gran familia, estamos muy unidos en la concentración. Somos profesionales antes que nada", aseveró Rodríguez, de 36 años. "Cuando un árbitro sale a dirigir un partido lo despedimos con abrazos y cuando vuelve también. A nuestra concentración la bautizamos La Casa Blanca por el color de las paredes. Hay una gran compenetración en nuestro trabajo. Nacimos para ser árbitros y aquí estamos", aseguró.

Consultado sobre el proyecto de utilizar las filmaciones para determinar con exactitud que pasó en una jugada respondió que "el paradigma que marca la FIFA es otro". "Nosotros tenemos que tener una excelente preparación física, preparación técnica, preparación psicológica, preparación para todas las situaciones del juego. Ese es el modelo establecido y ese es el modelo sobre el cual trabajamos", respondió Rodríguez.