•   JOHANNESBURGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con cuatro equipos sudamericanos en cuartos de final del Mundial, una situación inédita, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay podrían armar un cuadro semifinal 100 % Mercosur y desequilibrar la balanza hacia esa región, que iguala en 9 títulos con Europa.

El viernes en Port Elizabeth la Auriverde, pentacampeona mundial, tendrá un partido duro frente a Holanda, dos veces subcampeón del mundo (1974 y 1978) y actual favoritos al título, aunque la historia pone al once de Dunga como leve candidato.

Uruguay, dos veces campeón mundial (1930 y 1950) podría aprovechar la inexperiencia de Ghana en cuartos de final, el viernes en Johannesburgo, único equipo africano que defiende el orgullo de la región e intentará superar la marca de Camerún (1990) y Senegal (2002), que llegaron a cuartos.

Por su lado, la Argentina de Diego Maradona protagonizará un superclásico mundial ante Alemania, en un choque entre dos equipos que decidieron dos finales mundialistas (1986 y 1990) con un triunfo por bando y tiene pronóstico reservado, aunque la Albiceleste llega con el aliciente de haber ganado todos sus partidos, mientras que el de Joachim Low ya ha caído (1-0 ante Serbia).

La Albiceleste fue campeona mundial en 1978 y 1986, mientras que Alemania lo consiguió en 1954, 1974 y 1990, dos de las veces con Franz Beckenbabuer, la primera como jugador y la segunda como seleccionador. Ese cruce de alto voltaje será el sábado en Ciudad del Cabo, previo al Paraguay-España en el Ellis Park de Johannesburgo, en el que el once europeo es claro favorito en los papeles.

Pero los paraguayos hicieron historia al pasar por primera vez a cuartos de final, con su triunfo por penales ante Japón (5-3 tras 0-0), por lo que tendrán motivación enorme para tumbar a España, una de las máximas favoritas al título junto a Brasil antes del inicio del torno. Cabe notar que los ibéricos también han conocido la derrota (1-0 ante Suiza), mientras que lo guaraníes sigue invictos.

Los antecedentes no favorecen al equipo de Gerardo Martino, pues en Mundiales se han enfrentado dos veces, ambos en la fase de grupos: en Francia-1998 igualaron 0-0 y en Corea/Japón-2002 ganó la Roja por 3-1. La última vez que jugaron, en octubre de 2002 en Logroño, empataron 0-0.