• |
  • |
  • END

Llegar a 100 victorias no es nada fácil para cualquier pitcher en las Mayores. Pero Vicente Padilla ya estampó su nombre en la historia logrando sus tres dígitos y con una labor que lució como un verdadero Gigante ante San Francisco, al que tuvo en dos hits hasta el sexto inning y los Dodgers vencieron 8x2 en el propio estadio de la bahía.

El nica ha venido de menos a más desde que salió de la lista de inhabilitado de Los Ángeles. En su primera aparición recibió cuatro carreras con dos jonrones ante Boston, pero ante los Yanquis el 25 de junio estuvo fenomenal y sólo porque no encontró respaldo de los Dodgers salió con el revés, admitiendo dos carreras, la última por vuelacerca de Alex Rodríguez que acabó con el empate 1-1 y el duelazo de pitcheo frente a C.C. Sabathia en siete episodios.

Ayer, Padilla fue más Gigante que cualquiera de San Francisco, limitándolos a tres hits en siete entradas, con cinco ponches y sólo fue perturbado por un trancazo de 409 pies por el propio jardín central, salido del respetable madero de Aaron Rowand en el sexto episodio cuando ya estaba el partido a su favor 5x0.

Antes de eso, el chinandegano había resuelto casi a su antojo a sus rivales. Y fue Aaron Rowand en realidad el bateador más complicado de dominar para Padilla, porque el primer bate de los Gigantes le conectó el primer hit del juego en la primera entrada y el último que recibió en su labor, el único que pudo registrar carrera.

En el segundo inning, Padilla pudo retirar de forma perfecta la bateada pero un error de su cuadro en batazo de Juan Uribe se lo impidió, aunque no causó mayor relevancia.

En la tercera entrada, una base por bola puso a Eli Whiteside abrió la tanda y aunque Rowand tomó tanda con este corredor en segunda, éste falló en elevado al jardín derecho.

El cuarto sí lo retiró perfecto y fue hasta el quinto que recibió su segundo sencillo de la tarde a manos de Eli Whiteside pero con dos outs y una vez más Padilla sacó sin apuros la entrada.

Pero en el sexto, Rowand le abrió la tanda con el jonrón por el central, aunque después retiró a los tres bateadores del inning y repitió la dosis en el séptimo, dejando con la carabina al hombro a Buster Posey para cerrar el episodio y su actuación en el juego.

En esta ocasión el nica sí tuvo respaldo, pues Rafael Furcal y Matt Kemp también descargaron sendos cuadrangulares en el quinto episodio de 401 y 418, respectivamente, ambos por la barda del jardín izquierdo del AT&T Park de San Francisco, productores de un rally de tres carreras de los Dodgers.

Otro inning importante para Los Ángeles fue el segundo episodio cuando marcaron dos veces por sencillo remolcador de Matt Kemp y un error del jardinero izquierdo.

Para Padilla fue su victoria número 100 de su carrera -la segunda de esta campaña con igual número de derrotas- y acumula además 87 derrotas. En la campaña, quedó con efectividad 5.05 por 23 carreras limpias en 41 entradas, en los que admite 39 hits y 39 ponches.