• |
  • |
  • END

La ofensiva de los Padres de San Diego estuvo muy explosiva ayer, y el nica Everth Cabrera, aunque se ponchó dos veces, también socó con el madero remolcando una carrera por doblete en el cuarto episodio y otra por base por bolas con las almohadillas repletas en el sexto.

El partido concluyó por paliza 13x3 a favor de los Padres sobre los Rockies, resaltando 14 imparables, entre ellos uno del propio abridor de San Diego, Clayton Richard, quien al igual que Everth bateó de 4-1 con dos remolques y una carrera anotada.

Cabrera intentó tocar de sorpresa en el segundo inning y más bien el lanzador, Jeff Francis lo sacó sin apuros, conectó doble con uno abordo en el cuarto cuando hicieron un rally de seis carreras los Padres y remolcó otra en el sexto, en otro rally de cuatro anotaciones.

Sin embargo, el nica se ponchó en el quinto episodio viéndola pasar y recibió la misma receta en el octavo, pero haciendo swing sin poder encontrar el envío. El nandaimeño se fue de 4-1 con una anotada, un boleto, un doble y par de ponches, dejando su promedio en 212 por 24 hits en 113 turnos, llegó a 13 remolques, 11 anotadas, 9 boletos pero ahora se poncha 28 veces en 31 partidos jugados, casi a razón de una vez por juego.

En las menores, Juan Carlos Ramírez salió sin decisión con el Reading Philis en la Liga del Este, Doble A, a pesar de que permitió tres carreras en 5.1 entradas, pero también fue perjudicado por otras dos anotaciones sucias, además le dispararon par de jonrones.

El encuentro lo ganó el New Hampshire 6x5 a pesar de que el nica lo dejó ganado 5x3 en el sexto, pero en esa misma entrada los relevistas permitieron las dos carreras del empate. Ramírez se mantiene con balance de 1-1, resume 5.40 en efectividad, pero recibe cuatro jonrones en sus primeras tres aperturas en esta categoría.