•  |
  •  |
  • Agencias

El holandés Wesley Sneijder manifestó su satisfacción tras la victoria de la selección de su país ante Brasil, en los cuartos de final del Mundial-2010, por 2-1, apuntando que es "fantástico haber eliminado a uno de los más grandes y mejores equipos".

"Es un sentimiento fantástico haber eliminado a uno de los más grandes y mejores equipos" del Mundial, afirmó el jugador del Inter de Milán, autor del gol decisivo en la victoria de 'La Naranja Mecánica' sobre la 'Seleçao' y que también fue elegido hombre del partido.

"Hicimos un buen trabajo. Claro que eliminamos a Brasil, pero antes que nada, estamos en semifinales. Hay un momento corto para festejar esto y salir mañana para concentrarse en las semifinales", manifestó el jugador, que marcó de cabeza el segundo tanto de 'Oranje' (68).

"Antes de comenzar el partido, prometía que iba a ser excitante" y "mostramos que lo fue", señaló el holandés, cuyo combinado remontó un gol tempranero de Brasil en el minuto 10, obra de Robinho, gracias al tanto en propia meta de Felipe Melo (53) y a la diana del jugador del Inter. "En el descanso, nos dijimos que teníamos que mejorar la presión sobre la defensa de Brasil. Hacía falta continuar", aseveró.

"Finalmente ganamos, estamos muy contentos. El premio de jugador del partido, está bien", adujo antes de destacar por encima de dicho galardón "el resultado y el rendimiento colectivo".

Dunga reparte la culpa
De su lado, el técnico de la selección brasileña Dunga expresó su tristeza por la eliminación del combinado auriverde, alegando que "no la esperaba" y que la responsabilidad "es de todos". "Estoy muy triste, no lo esperaba", señaló el timonel en rueda de prensa en el estadio Nelson Mandela Bay de Port Elizabeth.

Dunga, además confirmó que deja el cargo de seleccionador, que asumió para una etapa de cuatro años, y agregó que, en su calidad de "comandante de la selección brasileña", todas las decisiones que adoptó respecto de entrenamientos, comportamiento con la prensa y sistema de juego fueron hechas bajo su responsabilidad".

El triunfo holandés sobre la 'Seleçao' fue el primero desde 1974 y la segunda eliminación consecutiva de Brasil en cuartos de final. "Desgraciadamente, no conseguimos nuestro principal objetivo que era ser campeón del mundo", sentenció el ex capitán que alzó el cetro con Brasil en 1994.

"Como comandante de la selección creo que la culpa es de todos nosotros, sería injusto hablar de alguien en particular", afirmó Dunga, aunque asumió que él tenía la principal porción de ella por su puesto. Según Dunga, la principal falla ante Holanda fue que "no conseguimos mantener la misma concentración y forma de juego en el primer tiempo, sabíamos que la Copa del Mundo son 90 minutos...".

Carlos Caetano Bledorn Verri Dunga, tomó el testigo de Carlos Alberto Parreira en agosto de 2006 semanas después de la eliminación de Brasil en una idéntica fase de cuartos de final, esa vez del Mundial de Alemania.

El silencio se apodera de Rio de Janeiro
El abatimiento se apoderó de los hinchas brasileños. El silencio se apoderó de Rio de Janeiro terminado el juego, donde cincuenta mil torcedores se habían congregado en la turística playa de Copacabana, con escenas de total abatimiento, lágrimas y críticas a Felipe Melo por su expulsión tras una falta y al entrenador Carlos Dunga.

Decenas de miles de hinchas que se habían congregado en plazas y lugares públicos de las principales ciudades brasileñas para apoyar a su selección, convencidos de la victoria que los iba a llevar a semifinales, fueron disparsándose en total frustración.

Un primer tiempo del juego de dominio brasileño 1-0 había dado grandes ánimos a las torcidas en todo el país que amaneció con escuelas, tiendas y bancos cerrados y las principales oficinas públicas y hasta hospitales con servicios mínimos por causa del partido. Los comentaristas criticaron la falta de reacción de Brasil tras el primer gol de Holanda que dio vuelta al marcador.

"Me sorprendió muy negativamente el desequilibrio emocional, totalmente desproporcionado del equipo, cuando tuvo lugar el empate", afirmó el ex jugador internacional brasileño y comentarista deportivo de la red Globo Walter Casagrande Junior.