•   CIUDAD DEL CABO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Argentina no es candidato ni favorito a ganar el Mundial de Sudáfrica, afirmó hoy su DT, Diego Maradona, antes de jugar mañana contra Alemania por los cuartos de final en Ciudad del Cabo. "No es candidato (Argentina), no es favorito (...). A mis jugadores les diré antes del encuentro lo de siempre, que dejen la vida, que atrás de ellos hay un país que no disfruta (un título) hace mucho tiempo", señaló el seleccionador en otra rueda de prensa convertida en show mediático, en el estadio Green Point.

Consultado Maradona sobre la eliminación de Brasil en cuartos ante Holanda (2-1), declaró que "es un problema de ellos, yo tengo otro 'negocio', tengo otras cosas en la cabeza. Tenemos un partido con Alemania y es lo que más nos importa y no quién gana o quién pierde en el Mundial".

Argentina jugará mañana contra el rival que lo eliminó en los cuartos de Alemania-2006, en desempate a penales 4-2, tras igualar el encuentro 1-1 en Berlín.

"Estamos todos de Holanda"
"Estamos trabajando para que ello ocurra (el éxito). No somos ni magos ni adivinos (...), trabajamos para llegar a lo más alto (...) si Dios quiere", afirmó en una rueda que comenzó con una broma suya a los fotógrafos cuando expresó que "estamos todos de Holanda hoy", por el color de sus chalecos.

Sin embargo, rehusó hablar de la derrota de Brasil ante la Naranja holandesa y también tuvo una humorada con el maestro de ceremonias de la FIFA porque lo rozaba con el cuerpo cuando le pasaba el micrófono.

"No me toqués, hermano... mirá que hace ocho días que estoy concentrado y no veo una mujer... ¡Me tocaste otra vez!", le manifestó despertando una carcajada aunque sólo entre periodistas rioplatenses, debido a que la picardía de su pulla no era entendida en otros idiomas.

No hay rivales fáciles ni invencibles
Preguntado sobre cómo vive el Mundial de entrenador comparado a cuando lo vivía como jugador, manifestó que "en todos los partidos no había rivales fáciles ni invencibles (...) Por eso estoy muy tranquilo con mis jugadores".

"Y no tenemos porque hablar como hicieron ellos (los alemanes). Nos dedicamos a nuestro equipo, pura y exclusivamente a nuestro equipo", afirmó en relación a la andanada de declaraciones de jugadores germanos sobre que los argentinos son provocadores, o que influyen al árbitro o que no saben perder.

Acerca de un hipotético cambio de táctica contra Alemania, sostuvo que "seguiremos jugando de la misma manera (...) con un rival que históricamente siempre le ha hecho partido a Argentina. Si mantenemos la posesión del balón, ellos pueden correr sin tocar la pelota".

Sobre la salud de Leo Messi, resfriado, aseveró que "se levantó (el jueves) un poquito mal. Se sentía mal, con fiebre, me lo confirmó él. Pero lo mandé adentro, hacía mucho frío (...) me lo resguardé para que llegue bien".

"No le tengo miedo a nadie"
Otro periodista le hizo una pregunta extensa y le contestó "¡me hiciste un libro, ahora tengo que acordarme desde el principio!. "Bueno, mostramos un equipo ofensivo y con equilibrio del medio campo para atrás, no voy a cambiar ni a improvisar en este momento". "Con todo respeto, no le tengo miedo a nadie. Tengo jugadores de los que estoy orgulloso (...). No voy a cambiar absolutamente nada", reafirmó.

Otro cronista le preguntó si haría si le pasa como al entrenador portugués Carlos Queiroz a quien Cristiano Ronaldo le hizo un comentario en el partido con España (perdieron 1-0) y le respondió: "¡Llamo a (David) Copperfield (el mago)!". "¿Qué querés que haga?. (...) Nos ponemos a arreglarlo como podamos, hermano. ¡Queiroz no jugaba!. En el partido, lo definen los jugadores. ¿Si lo sacaría (a Ronaldo)?. Noooo. Estaría perjudicando a mi equipo. Cristiano es muy buen jugador. Ni me tiene que preguntar, ¡lo tiene que resolver él!".

Y le dedicó otro párrafo a la necesidad de "meter la tecnología en el arbitraje", al comentar que "fue clarito el gol de Inglaterra (de Franck Lampard) a Alemania (4-1)... no sé qué estaba mirando el juez de línea". "El día del cabezazo de (Zinedine) Zidane a (Marco) Materazzi (el referí, Horazio) Elizondo fue a consultar al cuarto árbitro (...) pero lo pusieron grande en la pantalla (del estadio) y tuvo que echarlo porque le metió un 'cocazo' (cabezazo) infernal", relató.