•   Sudáfrica/AFP  |
  •  |
  •  |
  • END


El uruguayo Luis Suárez rechaza con sus manos el balón cabeceado por los ghanés en el último minuto del tiempo extra. Esa jugada le abrió las puertas a Uruguay para clasificar por los penales. Suárez no jugará en semifinales, pero le dio “una manito” a su equipo.

El atacante uruguayo Luis Suárez evitó con una escandalosa mano en la línea de su arco el segundo gol de Ghana al último minuto del segundo suplementario, y esa acción resultó decisiva para la victoria sudamericana por los penales y su pase a la semifinal del Mundial de Sudáfrica, para enfrentarse a Holanda.

Tras esta acción bajo el marco, Suárez fue expulsado de la cancha y luego vino el penal en favor de Ghana, que increíblemente su máxima estrella, Asamoah Gyan, desperdició, estrellando su disparo al palo.

Fue la última acción del partido y luego llegó la tanda de penaltis, en la que el arquero charrúa Fernando Muslera detuvo dos penaltis, y un penalti picado de Sebastián Abreu, el último de la serie, selló la victoria.

Celestes y naranjas registran dos enfrentamientos a nivel adulto con una victoria para cada escuadra. El primer antecedente data del mundial de Alemania 1974, donde Holanda se impuso por 2-0, en tanto que Uruguay se cobró revancha por el mismo marcador en un amistoso disputado en Montevideo en 1980.

La "Celeste" jugará una semifinal de Copa del Mundo después de 40 años, cuando cayó por 3-1 ante Brasil en el Mundial de México 1970.

Por su parte, la "Oranje" vuelve a disputar el paso a la gran final tras caer en penales con Brasil en Francia 1998 (1-1 en los 90 minutos y 4-2 en la definición desde los doce pasos).

El equipo de Sneijder y Robben buscarán repetir la final que alcanzó la "Naranja mecánica" en Alemania 74 y Argentina 78, mientras que el elenco de Diego Forlán buscará el partido final y levantar la copa como en Uruguay 1930 y Brasil 1950.