•  |
  •  |
  • END

Dios estaba con la Selección. Estaba uniformado en medio de los peloteros, los que le agradecieron por la conquista de la medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en un resultado espectacular, ya que jugaron con corazón y coraje.

Al caer el out 27, abrazados en el infield, no pudieron contener las lágrimas de emoción. Cada uno puso su grano de arena para esta conquista increíble, decidida en ese noveno episodio.

“Llegué al plato y lo que hice fue pedirle a Dios que me ayudara a conectar la pelota. Era un pitcher duro y estaba dispuesto a fajarme y embasarme como fuera, y lo logré”, dijo Ronald Garth, quien remolcó la carrera del empate a 6.

“Tratábamos de hacer el trabajo. Iba de 3-0, pero gracias a Dios me salió el batazo que estaba buscando”, expuso Esteban Ramírez, que dio el hit de la victoria… “El pitcheo era durísimo, pero tenemos varios juegos de estar viendo ese pitcheo y nos adaptamos”.

“Venimos luchando contra pronósticos ante Dominicana, México, que pelearon el oro, Puerto Rico y le pedíamos a Dios que nos diera algo. No pudimos con Dominicana, y ahora sí lo queríamos”, apuntó Jimmy González, que puso leña en la hoguera del noveno episodio.

“En ese inning buscaba pegar cualquier batazo y lo importante es que le dimos medalla a Nicaragua”.

“Nunca nos echamos atrás, siempre estuvimos positivos y conseguimos ese rally”, señala Mario Holmann, que terminó como titular de la segunda base ante el golpe sufrido por Edgard López. Hizo el penúltimo out, cuando fue bloqueado en jugada para doble play… “Buscaban forzar un error, pero mejor aseguré la bola y después llegó el ponche”.

Adolfo Matamoros inició el ataque del noveno con infield hit al short, que parecía error. “Desde que arranqué, trataba de tomar base. El partido se nos puso difícil, pero al final luchamos y ganamos. Lo más importante es que el equipo estaba muy unido y los resultados se ven”.

Armando Hernández, que falló el martes ante Dominicana, ganó el juego. Se puso a disposición para relevar en cualquier momento para hacer el trabajo, y hasta le agradeció a Cairo Murillo por darle la oportunidad de recuperar su confianza.

Davis Hodgson confirmó que éste es el mejor triunfo en su carrera, y que ha ganado campeonatos, y esto es otra cosa. Lo importante “es que vimos en el horizonte que había oportunidad por el esfuerzo y entusiasmo que le pusieron los peloteros a este partido”.

Los peloteros se “mostraron como todo guerrero, peleando el partido en todo momento. No es fácil llegar al noveno inning peleando el partido contra el equipo de casa y hacer lo que consiguieron”.

Reconoció la gran labor de todos, especialmente de Ráudez.“Sabíamos del cansancio del pitcheo por el trabajo tenido.

Berman salió con un calambre en el hombro. Después, Julio no dudó en salir al bullpen. Estando en esa situación no dudamos en traerlo. Él fue el que nos dio el pase a esta posición, y no dudamos que fuera él con el que se ganara o perdiera”.