•   BUENOS AIRES / DyN  |
  •  |
  •  |
  • END

El ex entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Diego Maradona, realizó este miércoles durísimas declaraciones contra el Director de Selecciones Nacionales, Carlos Bilardo, y el presidente de la AFA, Julio Grondona, a quienes acusó de traidor y mentiroso, respectivamente.

Además, realizó una pequeña autocrítica con respecto a su gestión, al afirmar que tuvo aciertos y errores pero que, tras la eliminación, sabía qué cosas mejorar en el nuevo ciclo, pero que no lo dejaron continuar.

“Es una decisión tomada, no por mí pero es una decisión tomada. Mi intención es aclarar lo sucedido con respecto al vínculo que tenía con la AFA. Estoy muy triste y dolorido por este final”, confesó.

Maradona se limitó a leer un texto evaluativo y autocrítico acerca de su gestión al frente de la Selección, el que preparó personalmente al tomar contacto con los periodistas en el restaurante El Mangrullo, en Ezeiza. Entre sus partes señala que: “El equipo está compuesto en su gran mayoría por jugadores jóvenes con un futuro inmenso. Se puede soñar grande y lindo, nosotros soñamos así y nos quebraron la ilusión de poder conducirlo. Esto me llena de tristeza”.

Más adelante dijo: “Mi ciclo duró un año y medio, fue el más corto de los últimos treinta y cinco años. Me llamaron para apagar un incendio y lo hicimos. Y cuando podíamos trabajar con más tiempo y tranquilidad sucede lo que pasó en las últimas horas”. Después fue duro con quienes lo llevaron a la conducción del seleccionado: “Grondona me mintió; Bilardo me traicionó. Sabiendo que íbamos a tener más tiempo para trabajar y pasada la gran tristeza de la eliminación, todo mi equipo y yo estábamos listos para seguir. Es más, Grondona en el vestuario, luego de la eliminación, me dijo que estaba muy contento con mi trabajo y que quería que siguiera”.

“A la vuelta y ya en la Argentina se enturbiaron las cosas y el día lunes me reuní con Julio Grondona. Y a los cinco minutos de la conversación me dijo que quería que yo siguiera, pero que siete personas de mi cuerpo técnico no debían continuar. Cuando me dijo eso, me estaba diciendo que no quería que siguiera. Él sabía que sin mis colaboradores no iba a seguir”, agregó emocionado.

“Yo defiendo a toda mi gente y no voy a cambiar. Tengo valores y códigos que no tienen ellos. Eso me lo enseñaron mis viejos. Lo aprendí en Argentinos Juniors, de chico, cuando apoyaba a mis compañeros. Ahora estoy detrás de la línea de cal, y apoyo a mis colaboradores. Eso no se negocia”, enfatizó.

Finalizando, advirtió que “agarre quien agarre la selección que sepa que la traición está a la vuelta de la esquina y hay personajes que no quieren el bien del fútbol argentino. Sólo cuidan sus intereses personales y su cuenta bancaria”.