•  |
  •  |
  • END

Seguimos disfrutando la conquista de la medalla de bronce en Mayagüez. Es la medalla más valiosa de la delegación, que se ganó a punto de garra y corazón por un grupo de jugadores que no estaban dispuestos a rendirse ante potentes y competitivas novenas que al final fueron superadas.

Se tuvo un terrible despegue ante Dominicana, pero el equipo se fue acoplando en el trayecto y terminó convertido en equipo sensación, al punto de robarse los aplausos de los mismos puertorriqueños en el estadio “Isidoro García”.

Las victorias 5x2 sobre México y 6x0 frente a Antillas el sábado pasado inspiraron al equipo, que blanqueó 2x0 a Venezuela. Dominicana nos arrebató el partido 6x5 con jonrón de 3 carreras, pero no el alma, y terminamos quitándole el bronce a Puerto Rico 7x6.

Son seis medallas las obtenidas por Nicaragua en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de las cuales dos son de plata, con espectaculares actuaciones en 1978 y 1998. Sin embargo, de los cuatro bronces acumulados, este de Mayagüez podría ser el más brillante.

Nicaragua debutó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en la tercera versión, en 1935 en El Salvador, ganando medalla de bronce, con balance 4-4, perdiendo tres veces contra Cuba y una con Panamá.

En 1938, en Ciudad Panamá, teniendo a José Ángel “Chino” Meléndez se ganó el bronce con balance 5-3. Se arrancó venciendo 5x4 a México, 6x3 a Venezuela, 3x1 a Puerto Rico y 5x1 a El Salvador. Se perdió con Panamá 9x0 y 8x2, con Cuba 2x0, pero se le ganó a Puerto Rico 4x0 por el bronce.

El bronce de 1950 en Guatemala se logró con 4 triunfos y tres reveses. Nos sorprendió Costa Rica 2x1. Se le ganó 7x4 a Colombia y se cayó 4x3 contra México. Siguieron triunfos 10x3 a Honduras, 9x1 Guatemala y 15x4 a El Salvador, para caer 11x3 ante Cuba.

La actuación más espectacular se tuvo en 1978 en Medellín, cuando se ganó Plata con un poderoso plantel que ganó 9 partidos y perdió 3, bateando 28 jonrones, diez de Ernesto. A Aruba se le ganó 7x2 y 8x0, a Colombia 15x5 y 11x7, a Venezuela 6x5 y 9x5, a Dominicana 13x2 y 10x3, con Puerto Rico 7x2 y 4x7, y Cuba nos ganó 12x0 y 14x11.

Veinte años después llegó otra plateada en Maracaibo y fue espectacular. Se venció 6x5 a Dominicana, 4x2 a Antillas y 8x6 a Venezuela, con jonrón de tres carreras de Próspero González como emergente en el noveno. En muerte súbita se venció 4x2 a Colombia y a Panamá 11x6 en Semifinal, para caer 13x3 ante Cuba, pero con plata en mano.

Ahora fue bronce, y qué medalla.